líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

15 valiosos trucos para mejorar la productividad por arte de magia

magiaNo es ningún secreto que muchos de nosotros tendemos a desmotivarnos con facilidad. La concentración en el trabajo y las ganas con las que afrontamos el mismo son vitales para que los resultados sean los más óptimos.

Y es que ser productivo no depende únicamente de factores como el clima, el estado de ánimo o el ambiente laboral. Nosotros mismos podemos ayudarnos a ser mucho más productivos y esto pasa por aplicar una serie de herramientas que no requieren mayor complicación que prestar atención.

No pierda detalle de los trucos para mejorar la productividad extraídos de Inc. que le ayudarán a que sus resultados sean los esperados sin perder tiempo y esfuerzo por el camino.

1. Cree sistemas en vez de metas

Trabajar sobre procesos en vez de férreas metas contribuirá a mejorar las relaciones con sus clientes. Piense que el objetivo pasa por aprender por el camino por lo que debe focalizarse en lo que puede hacer en vez de en lo que queremos que suceda.

2. Dé prioridad a las tareas más importantes

Dentro del saturado mundo de tareas y acciones pendientes en el que nos movemos, ¿cuáles son aquellas que mayores ingresos nos reportan? Identifique las mismas y centre en ellas sus esfuerzos.

Elimine así todo lo superfluo que poco más hace que restarle tiempo y céntrese en lo que realmente interesa.

3. Limite el tiempo a los proyectos importantes

Puede que este consejo le resulte contradictorio respecto a lo que hemos venido mostrándole pero preste atención. Una vez hemos identificado qué es lo realmente importante en nuestro trabajo, lo mejor que podemos hacer es dedicarle un menor tiempo.

No, no estamos locos. La limitación de tiempo hará que esté más concentrado y motivado por lo que los resultados serán más satisfactorios.

4. Aglutine todo lo que no le interesa

Sabemos que no podemos dedicar todo nuestro tiempo a los grandes proyectos que más interés despiertan y beneficios generan. Por este motivo lo mejor es que seleccione todas aquellas tareas que menos le interesan y se dedique a ellas cuando más cansado se encuentre o su capacidad de concentración esté flaqueando.

5. Diga no

Muchas veces por querer ser educados no somos capaces de decir no. No se trata de ser descortés sino que estamos hablando de proteger nuestro tiempo ya que este es el único activo que no puede permitirse el lujo de perder.

Analice y estudie de forma pormenorizada todos los proyectos y descarte aquellos que no van a portarle nada o que no cumplen con sus objetivos. Recuerde que se trata de poner el foco en lo realmente importante.

negar

6. La importancia de descansar

La capacidad de resistencia y trabajo de la mente humana tiene sus límites. Es imposible estar concentrado al 100% durante toda la jornada de trabajo por lo que debe programar descansos que le permitan distraerse durante cortos espacios de tiempo y cargar las pilas para volver a la tarea.

7. La importancia del ejercicio

Aunque a muchos puede que no les guste el ejercicio físico y se escuden en su falta de tiempo es recomendable practicarlo al menos 20 minutos al día. Una forma de liberar tensión y comenzar el día descargado.

8. Coma saludable

La alimentación influye en nuestro estado de ánimo y, por ende, en nuestra concentración. Mantenga hábitos alimenticios saludables y no olvide ninguna de las comidas. Un estómago hambriento es el peor enemigo de la concentración.

comer-saludable

9. Beba mucho agua

Beber abundante agua en las primeras horas del día le ayudará a sentirse bien y comenzar el día con buen pie. No olvide que una mala hidratación hará que nuestros niveles de concentración desciendan ya que el ritmo del metabolismo se reduce.

Beba en botellas pequeñas ya que esto se traduce en que tendrá que rellenarlas de forma más frecuente lo que implica desplazamiento que activará nuestro cerebro y nos permite desconectar unos minutos del centro de trabajo.

10. Los beneficios de la siesta

La siesta es conocida como uno de los grandes inventos y es un mecanismo bastante efectivo para mejorar la productividad. Unos 20 minutos nos ayudarán no solo a descansar sino a asimilar de mejor forma los conocimientos.

siesta

11. Dedicar más tiempo a los seres queridos

Trabajamos para vivir y no vivimos para trabajar. Esta es una máxima que todos deberíamos aplicarnos. Hay que dedicar tiempo a nuestras familias y amigos ya que es la mejor forma de desconexión que nuestra mente puede encontrar.

12. Utilice la mente para pensar y no para recordar

No saturemos nuestras ya agitadas cabezas con interminables datos e informaciones. Anote todas esas cosas y utilice su mente para pensar sobre ellas y no para recordarlas. ¿Para qué queremos el papel?

13. Desactive las alertas

Acabar la jornada laboral significa precisamente eso. No hay que estar pendiente el email o las llamadas. Desactive las alertas y notificaciones salvo en casos en los que la urgencia o importancia de un proyecto no lo permita.

Decisión que le ayudará a desconectar del entorno laboral y no comenzar a quemarse incluso antes de empezar la siguiente jornada.

meditar

14. Pare a mitad de camino

Ya hemos visto la importancia de analizar cada proyecto. En este punto es importante determinar por dónde vamos a comenzar y cuál será el resultado final. Ahora fije además un punto medio.

Una referencia sobre la que mirar todo lo que ya ha realizado y discernir los pasos que le separan de la meta.

15. Inspírese en los pequeños logros

El cambio siempre es difícil y cuesta establecer nuevos hábitos. Quizás porque vivimos en una sociedad cortoplacista y queremos todo en el mismo momento en el que se nos ocurre. Razón por la que en este largo camino debemos poner el foco en los pequeños éxitos que vamos consiguiendo para que nos inspiren y ayuden a seguir hacia delante.

 

Resultados del primer semestre 2016 de JCDecauxAnteriorSigueinteDonald Trump o cómo un producto de marketing puede ser presidente de EE.UU.

Noticias recomendadas