Tendencias

20 increíbles ejemplos para aprender a crear y utilizar cinemagraphs

4Si ha leído alguno de los habituales posts sobre tendencias de marketing digital para 2016, puede que haya llamado su atención el uso de un tipo de imagen llamado cinemagraph.

¿Qué es un cinemagraph?

Es un formato visual que tiene un poco de foto y un poco de vídeo, sin ser ninguno de los dos. En pocas palabras: es una imagen fija, con una parte que "se mueve".

Para algunos, el cinemagraph es simplemente un GIF. Y ateniéndonos a una definición técnica, sí, lo es. Pero como vamos a ver ahora mismo, el cinemagraph es mucho más que un GIF.

Mientras la parte animada repite un bucle infinito, el resto de la imagen permanece inmóvil. Esto produce un gran contraste, es algo inesperado para el usuario, que hace que los ojos se le vayan solos hacia el cinemagraph, por muchos más elementos que haya en una página.

Este factor de atracción (engagement) es algo muy valioso. Atravesamos un momento de saturación de contenido y conseguir la atención del usuario es cada vez más difícil.

Según un estudio reciente, los posts con cinemagraphs en redes sociales logran un 71% más de alcance orgánico que el resto de contenidos. Eso es algo por lo que muchas marcas matarían ahora mismo.

¿Cómo son de populares los cinemagraphs ahora mismo? Busca #cinemagraph en Instagram y encontrarás más de 26.000 resultados. Podemos hablar ya de auténtico hit entre los usuarios habituales de Instagram y Pinterest. Como todo lo que gana en popularidad, se está abriendo paso en Facebook.

Básicamente, cualquier sitio social que permita auto-play de vídeo y animaciones (Facebook lo hace) es terreno abonado para que el cinemagraph continúe su marcha viral (iniciada sin mucho ruido allá por 2011).

Puede que muy pronto los timelines de Facebook estén llenos de cinemagraphs y su efecto empiece a diluirse, pero ahora es el momento en el que las marcas le pueden sacar todo su potencial a este formato visual.

Eso sí, como cualquier otro formato digital, no funciona igual de bien para todas las temáticas.

La experiencia demuestra por el momento que son infalibles para bebidas y marcas o publicaciones de moda (imprescindible la serie realizada para la marca de zapatos Stuart Weitzman).

Pero pienso que también podrían funcionar a las mil maravillas para cualquier marca de automoción o en el sector turístico.

¿Cómo hacer un cinemagraph?

Como hemos dicho, desde el punto de vista técnico, un cinemagraph es un GIF. La diferencia está en la idea o planificación que hay detrás de todo cinemagraph, y que hacen que en cuanto a valoración artística se coloquen uno o varios peldaños por encima del GIF común. Son el primo artístico del formato más viral que existe.

Planificar un cinemagraph requiere seleccionar el vídeo y la foto que harán las veces de primer plano y fondo de la composición (o viceversa). Una vez elegidos, basta con recortarlos y combinarlos con un programa de edición de vídeo.

¿Quiere instrucciones más precisas? Aquí tienes varios tutoriales para seguir el proceso paso a paso.

La gran ventaja para los marketeros es que podemos contar con un formato altamente viral, por una fracción de lo que costaría realizar un vídeo profesional (y creando más engagement). Bueno, bonito y barato.

20 ejemplos de cinemagraphs

Pero hablar sobre contenido visual es un poco como “bailar sobre arquitectura”, así que vamos a lo importante. ¡Que hablen las imágenes!

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

Ernesto Olivares
CEO en Ernesto Olivares Visual Information - The Infographic Company
ernestoolivares.es
@ErnestoVisual

Te recomendamos

Outbrain

MKD

A3media

T2O

Compartir