Tendencias

20 lecciones que demuestran las ventajas de trabajar mano a mano con el diseño

diseñoHasta no hace mucho tiempo el diseño no gozaba de mucha consideración entre los puestos más altos de las empresas y ocupaba un papel secundario en sus estrategias de negocios. A lo sumo, el diseño era poco más que una ocurrencia tardía cuando el producto ya está prácticamente elaborado. Algo así como dar una capa de pintura a una casa que ya está terminada.

Pero ahora (por suerte) la fotografía que vemos es bastante diferente. Cada vez son más las compañías que aprecian las ventajas y beneficios que un diseño sofisticado puede proporcionarles.

Para terminar de convencer a aquellos que continúan viendo el diseño como un elemento accesorio en vez de un mecanismo para la consecución de sus objetivos, a continuación le ofrecemos 20 lecciones sobre el uso del diseño recogidas por fastcompany.com que seguro que cambian su forma de entender el mismo.

1. El diseño es innovación y la innovación es diseño

En los últimos tiempos conseguir una auténtica conexión con el consumidor es más vital que nunca. Las empresas necesitan identificar sus objetivos y abordarlos de la forma más intuitiva posible. Aquí el diseño puede ayudarle como ya han demostrado compañías como Apple.

2. El diseño inspira

El diseño de una experiencia puede ser la clave del éxito. Un ejemplo lo encontramos en el caso de Uber que ha sabido crear una experiencia elevada hasta fenómeno mundial a través del boca a boca. Un impacto que no sólo se hace extensible a los consumidores sino a otras empresas.

3. La emoción es tan importante como la utilidad

Igual que los consumidores necesitan sentir que un determinado producto o servicio les aporta una utilidad es necesario experimentar una conexión con los mismos. Las campañas de Apple o Airbnb son claros ejemplos de cómo lograr esto.

4. Un buen diseño supera cualquier tipo de molestia

Airbnb y Uber han demostrado que el buen diseño de una estrategia puede romper cualquier barrera como las de compartir coches privados o dormir en casas ajenas.

5. Un diseño sencillo no es sinónimo de simple

Trabajar con diseños más sencillos que se alejen de la ostentación no significa que nuestro producto sea más simple. Quiere decir que apostamos por ofrecer una mejor experiencia de usuario.

6. Ser el primero no es lo importante

En igual de condiciones ser el mejor del mercado en el que operamos es lo óptimo pero no siempre resulta igual. Con el tiempo, resulta más importante hacer las cosas bien ya que esto es realmente lo importante. Por este motivo Facebook consiguió superar a MySpace.

7. Una nueva visión puede ayudarle a avanzar

Lo importante en las estrategias es avanzar. Es por esto que nuevos insights le ayudarán a avanzar en sus proyectos.

8. El diseño necesita “protección”

La innovación es un concepto demasiado complicado por lo que hay que desarrollar los procesos paso a paso cuidando hasta el último detalle para ofrecer el mejor producto final.

9. Lo “mundanal” puede ser liberador

Donde la mayoría sólo ven blanco o negro los diseñadores ven un abanico de oportunidades.

10. La frustración puede generar inspiración

Muchas de las grandes ideas han surgido después de que sus creadores se enfrentasen a un problema. En muchas ocasiones, cuando nos situamos ante la resolución de un problema, es cuando surge la mejor inspiración.

11. La importancia del trabajo en equipo

La creatividad y el diseño no son conceptos que deban trabajarse de forma individual. El equipo es la forma perfecta de poner ideas en común para evolucionar hacia el objetivo final.

12. El diseño es saludable

La asistencia médica puede que sea uno de los sectores donde el usuario se encuentra ante una de las experiencias menos intuitivas. Un buen diseño ayuda a mejorar esto como demuestran dispositivos como el Cue Tracker.

13. El diseño tiene conciencia

Cada vez son más los jóvenes que apuestan por diseñar partiendo de sus ideales de conciencia social en pos de un mundo mejor.

14. El diseño es eficiente

Vamos a explicar este punto con un nuevo ejemplo. Tras la construcción del aeropuerto de Narita en Tokio, las primeras aerolíneas de bajo coste que hicieron su entrada no contaban con las comodidades habituales que podemos encontrar en este tipo de instalaciones. ¿La solución? Aprovechar esas limitaciones para ofrecer utilidad a bajo coste presentándolo bajo un diseño atractivo.

15. Un diseño puede ser grande y pequeño

Cuando realizamos un diseño nadie puede asegurarle el impacto que este puede llegar a tener.

16. Los datos pueden ser ignorados…

Un estudio de mercado demostró que a la gran mayoría de las personas no les gustaban los contenedores de basura transparentes y aun así estos fueron diseñados. Sin embargo fue un producto que encantó a los ingenieros dando pie al nacimiento de nuevos productos.

17. … y los datos pueden ser su mejor aliado

Conocer a sus usuarios puede abrirle puertas que nunca hubiese imaginado.

18. Diseñar es una caja de sorpresas

Uber no se lanzó al mercado con la idea de revolucionar los desplazamientos en las ciudades. Una idea que demuestra que cuando nos ponemos a diseñar nuestras estrategias nunca podremos predecir con suficiente exactitud lo que nos deparará el futuro.

19. El diseño no va a desaparecer

Desde fastcompany.com lo tienen claro: los más de 1.500 participantes en sus últimos premios de diseño son un claro ejemplo de que a este concepto le queda aún un largo recorrido.

20. Todos podemos ser diseñadores

Cada vez surgen más herramientas que permiten que cualquiera de nosotros pueda convertirse en diseñador.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir