Tendencias

20 originales e interactivos diseños de packaging no aptos para vagos redomados

vagoA veces no basta con que un envase sea simplemente "bonito" (y ya está). Además de acaparar miradas gracias a su diseño arrebatador, el packaging debe aspirar a ser funcional y a ser posible también divertido.

Quizás por esta razón tantas marcas se están subiendo en los últimos tiempos al carro del packaging interactivo, aquel que no conforma con ejercer de "vestido" de un producto y asume funciones que probablemente le corresponden, pero que al consumidor le encantan.

Envases que se precian de ser interactivos hay muchos, pero estos que recoge a continuación Design Swan son particularmente inspirados (y útiles):

1. El envase que permite al consumidor “exprimir” hasta la última gota de vino.

1

2. El envase con emociones (y gestos) cambiantes.

2 2

3. El envase que se transforma en una práctica percha.

3

4. La bolsa personalizable y apta para múltiples estados de humor.

4

5. El envase que se “chiva” al consumidor de la frescura del producto.

5

6. La etiqueta que permite al consumidor practicar el milenario arte del origami.

6

7. La botella con “mensaje escondido”.

7

8. El envase para tener sexo feliz y seguro.

8

9. El envase que se transforma (a lo tonto, a lo tonto) en plato.

9

10. El envase que se convierte (con la ayuda de unas tijeras) en máscara.

10

11. El envase que se transforma en gato.

11

12. El envase que se desnuda desatando simplemente un lazo.

12

13. El envase que se pela (literalmente).

13

14. El envase que cambia de color.

14

15. El envase que sonríe y traga caramelos.

15

16. El envase que se pliega y se despliega en su función del contenido.

16

17. El envase que da siempre en la diana.

17

18. El envase que saca todo su jugo a la fruta.

18

19. La caja de bombones zen.

19

20. El envase para “ver” mejor.

20

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir