Tendencias

20 síntomas inequívocos de que el "virus" de las relaciones públicas corre por sus venas

prLa industria de las relaciones públicas es una suerte de "virus" que contagia a todos cuantos tienen a bien acercarse a ella.

Y los infectados con este poderosísimo (e incurable) virus muestran casi siempre los mismos síntomas, independientemente de si trabajan en agencias o en gabinetes de comunicación.

Los síntomas que terminan delatando tarde o temprano a un profesional de las relaciones públicas son estos que enumera a continuación Ragan.com:

1. No para de explicar a la gente que PR es la abreviatura de “public relations”, si bien nadie (a excepción de sus colegas de profesión) sabe a ciencia cierta en qué consiste su trabajo.

2. Tiene una relación cordial con periodistas, analistas e influencers porque saben que estos tienen al fin y al cabo una influencia determinante en la reputación de la empresa para la que trabaja.

3. Está harto del eterno debate en torno al escaso valor de las notas de prensa, básicamente porque se pasa la mayor parte del día escribiéndolas.

4. Bulle de emoción en su interior cuando llega a sus oídos la noticia del éxito de algún cliente (usted se encargará de que la noticia llegue a todos los medios).

5. Su día comienza y termina siempre con una taza de café.

6. En su perfil en Twitter pone con orgullo que se dedica a las relaciones públicas. Es, al fin y al cabo, el único lugar donde no tiene que dar explicaciones sobre su trabajo.

7. Su smartphone duerme con usted cada noche.

8. Ha dejado de contar calorías, ahora cuenta sólo retuits.

9. Lee sus correos electrónicos incluso antes de levantarse de la cama.

10. Trabaja con listas de tareas, pero no consigue tachar tareas de esas listas hasta las 4 de la tarde.

11. Cada vez que se topa con un nuevo medio de comunicación, piensa que sus clientes deberían estar allí.

12. Piensa y escribe en 140 caracteres o menos.

13. Los productos de sus clientes decoran permanentemente su escritorio.

14. No puede contener la emoción cuando una nueva red social aparece en el horizonte.

15. Para usted un “día libre” significa que sólo va a tener que mirar la bandeja de entrada de su email cada 15 minutos.

16. La pregunta que más teme (por parte de un cliente) es la siguiente: “¿Por qué no estamos allí?”.

17. Es capaz de identificar a la gente en reuniones, congresos y ferias única y exclusivamente por su foto de perfil en Twitter.

18. Sigue teniendo activadas alertas en Google de antiguos clientes para estar al tanto de la cobertura que están recibiendo en los medios.

19. Utiliza Google+ porque (supuestamente) mejora el SEO de sus contenidos, pero no porque le guste realmente.

20. Le encanta encontrar errores tipográficos en las novelas que está leyendo (y no descarta ponerse en contacto con los editores).

Te recomendamos

TAPTAP

ICEMD

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir