Tendencias

3 retos que la adolescente compra programática debe superar antes de dar el salto a la madurez

3 retos que la adolescente compra programática debe superar antes de dar el salto a la madurezLa compra programática comenzó a dar sus primeros pasos hace ahora más o menos unos 10 años. Llegaba a nuestras vidas como un conjunto de tecnologías y protocolos que tienen por objetivo la monetización del inventario publicitario en el entorno digital. Ahora está cerca de convertirse en el marco dominante en el universo de la publicidad digital.

Estamos ante un escenario que sienta las bases de un futuro bastante prometedor pero que no está exento de riesgos y desafíos. Es por esto que resulta imperiosamente necesario hacer algunos cambios fundamentales para que la compra programática satisfaga tanto a los vendedores como a los consumidores finales.

La rápida adopción de la compra programática nos ha dejado una cosa clara: la industria no está dispuesta a conformarse con una mera automatización. Los consumidores demandan un mayor control, transparencia y relevancia.

Como ve, la compra programática ha llegado a las puertas de su adolescencia con un gran número de problemas a los que hacer frente. Estas podrían resumirse en tres tareas urgentes que la tecnología publicitaria debería resolver cuanto antes si quiere llegar en plenas facultades a la edad adulta. Preste atención.

1. Debe contar una verdadera capacidad de direccionamiento

A los marketeros se les prometió una direccionabilidad completa a través de todos los canales, prometiendo de esta forma una experiencia personalizada a los consumidores.

El objetivo de los marketeros es el de comunicarse de la forma más directa y personal con los usuarios, y estos quieren ser tratados como personas. Este es un punto crítico sobre el que la compra programática debe avanzar.

Detrás de todo el Big Data se encuentran las personas y la publicidad que quieren recibir debe adecuarse sin fisuras a sus intereses y necesidades. De lo contrario, seguiremos matando moscas a cañonazos en el mundo digital donde avanza peligrosamente el fenómeno del ad blocking.

2. La experiencia debe ser 100% segura

Esta es una de las grandes demandas de los marketeros en los entornos de compra programática. Los consumidores merecen una absoluta protección contra el fraude publicitario y los malwares.

La única solución en este punto es contar con métricas certeras. La cuantificación es lo que nos hará libres a la hora de determinar la contribución que la publicidad está realizando en la experiencia de los consumidores.

3. Hay que poner fin a las luchas internas

Si de verdad queremos una publicidad programática totalmente operativa y funcional, además de 100% transparente, es imperiosamente necesario que exista una fuerte asociación entre los marketeros y editores.

Esta relación debe hacerse extensible (y férrea) en todos los ámbitos: desde los resultados de negocio a la experiencia del consumidor pasando por los modelos o el análisis de la competencia.

Es posible que aún nos lleve otra década alcanzar la deseada visión del mundo de la publicidad digital que hoy planteamos. Una utopía que está en las manos del sector y de todos sus agentes convertir en una realidad.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir