Tendencias en Marketing

¿Qué veremos en el CES Las Vegas 2020?

3 tendencias que marcarán el futuro en el CES Las Vegas 2020

Adolfo Rodero, Accenture, identifica las tres tendencias que marcarán la gran feria de innovación y tecnología CES Las Vegas 2020.

Adolfo Rodero, managing director en el área de Comunicaciones, Medios y Tecnología de Accenture, ha identificado las siguientes tendencias que marcarán el CES de este año. Las mismas han sido seleccionadas basándose en el conocimiento y las últimas interacciones con clientes de la industria:

1. La tecnología 5G representa el futuro para los hogares y el entorno laboral

2. El futuro de la movilidad y de la rentabilidad

3. Negocio responsable con los datos emocionales de los consumidores

1. Mayor convergencia del hogar y la oficina a través de la tecnología 5G

La noción tradicional de pensar en el hogar y en el trabajo como apartados estáticos y separados se ha ido reemplazando por una concepción general de que el hogar y el trabajo están en todas partes cada vez más a medida que se han desplegado las tres últimas generaciones. En el CES esperamos un primer anticipo del hogar y el lugar de trabajo del futuro que habilitará la tecnología 5G.

La tecnología 5G no solo proporcionará menor latencia y mayor capacidad de datos, sino que, además, será 100 veces más rápida que las redes 4G existentes, lo que permitirá que la inteligencia Artifical, los procesos infórmaticos y el análisis de datos sean ya los grandes protagonistas en la mejora de la experiencia del usuario, alcanzando su máximo potencial en el hogar y en el lugar de trabajo.

En hogares hiperconectados tendremos citas médicas remotas, aprenderemos con profesores holográficos o tendremos acceso a servicios a través de “touchpads” sensibles a las huellas dactilares. La tecnología avanzada en casa también pensará por adelantado por nosotros, haciendo cosas como comprobar las condiciones del tráfico para planificar nuestro viaje al trabajo antes de que lo hayamos pensado. Días antes, las cocinas inteligentes habrán pensado en nuestro cumpleaños, invitando a nuestros amigos, abasteciéndose automáticamente con el número justo de filetes para la barbacoa de celebración en función de sus respuestas.

La tecnología 5G hará posible que los expertos y los mayores profesionales de diferentes campos trabajen virtualmente en lugares donde las habilidades físicas no solo son necesarias, sino que escasean. A nivel empresarial, un gerente de planta en Seattle podrá utilizar un casco de realidad extendida con 5G para sumergirse en una réplica virtual de una fábrica en Vietnam. Los ejecutivos de Volumetric podrán aparecer en reuniones en cualquier parte del mundo con conferencias de última generación. Los médicos podrán aprovechar la ultra fiable baja latencia del 5G para realizar cirugías especializadas de forma remota, utilizando hologramas inmersivos en 3D enviados a sus hogares y oficinas.

La computación EDGE que se podrá desplegar en esta quinta generación supondrá un cambio dramático en los dispositivos, la infraestructura de almacenamiento y procesamiento y por supuesto los ecosistemas tecnológicos, introduciendo un contrapunto a los grandes centros de datos de los gigantes tecnológicos y ofreciendo grandes oportunidades a fabricantes, compañías de telecomunicaciones y de infraestructura.

Las empresas tendrán que elaborar y adaptar sus estrategias de mercado, permitiéndoles aprovechar al máximo los beneficio que esta nueva tecnología les brindará.

2. El futuro de la movilidad y de la rentabilidad

La euforia hacia la comercialización de vehículos completamente autopropulsados ha ido disminuyendo progresivamente, provocando que las empresas se pregunten por la rapidez con la que podrán incluirlos en el mercado más que en cómo afectarán a la congestión del tráfico y a las emisiones de CO2.

Las empresas, por tanto, deberán identificar nuevos enfoques hacia un sistema de movilidad del futuro totalmente nuevo, sostenible y rentable.

Uno de estos enfoques es la tendencia de los consumidores hacia el car sharing o ride-hailing, en vez de tener un coche propio. Incluso los robo-taxis están ganándose el interés de los clientes. Según el último estudio de Mobility Services: The customer perspective, casi la mitad de los encuestados dijeron que estaban dispuestos a renunciar a  un coche en propiedad para cambiar a soluciones de movilidad autónomas, lo que hace que los fabricantes de automóviles necesiten cambiar su modelo de negocio de un fabricante de automóviles puro a un proveedor de movilidad.

Un ejemplo de esta tendencia se puede ver reflejada en el intento de las empresas de conquistar el mercado de servicios de movilidad con nuevas ofertas. La 2019 Fjord Trend “Ahead of the curb” apunta a un gran aumento de nuevas y diversas ofertas de movilidad, así como colaboraciones con ciudades y ecosistemas que les permitan dominar la movilidad a través de la innovación.

3. Negocio responsable con los datos emocionales de los consumidores

El consumo cada vez se está volviendo más sofisticado, con la aparición de nuevas capacidades que recopilan y analizan datos como las expresiones faciales o el tono de voz. Estos nuevos datos, comúnmente conocidos como “datos emocionales” permiten que las empresas puedan conectarse con los clientes a un nivel mucho más profundo y personal, creando nuevas propuestas de valor y oportunidades que pondrán a prueba a las empresas con desafíos que requerirán de acciones responsables que hagan posible ganarse la confianza del consumidor.

Estos datos emocionales están alcanzando un punto de inflexión para las compañías de comunicaciones, medios y tecnología (CMT). Los sistemas y dispositivos de Inteligencia Artificial ya pueden reconocer, interpretar, procesar y simular las emociones humanas, por lo que un análisis facial o de voz se puede usar para decodificar las emociones humanas y usarlo en marketing, investigación de mercado o encuestas políticas.

Hoy en día, hay empresas que ya ofrecen software de análisis de sentimientos plug-and-play, y se estima que el mercado de la computación afectiva crecerá hasta alcanzar los 41.000 millones de dólares en 2022, a medida que las plataformas de medios sociales, los fabricantes de dispositivos y los proveedores de servicios de comunicación exploren cómo decodificar las emociones de sus usuarios, lo que para las empresas CMT significa una propuesta de valor que es más personal y relevante que nunca.

Los datos emocionales desafiarán a las empresas al tratarse de un negocio delicado, en el que las empresas tratarán emociones altamente personales que provocará que los usuarios tengan preocupaciones acerca de la invasión de la privacidad, violaciones de la seguridad, manipulación emocional o prejuicios. Las áreas más críticas en este sentido son el diseño de sistemas, la explotación de datos, la transparencia, la privacidad y la seguridad como un componente integral y transversal de todo el proceso.

Las prácticas responsables por parte de las empresas también deben tener muy presente la privacidad de los datos obtenidos, lo que supone una de las principales preocupaciones de los consumidores en esta era digital. Las organizaciones deben ser completamente transparentes y recopilar sólo los datos necesarios para crear una mayor confianza con el consumidor. Según el Accenture Interactive’s 2019 Consumer Pulse Survey la mayoría de los consumidores (69%) no haría negocios con una marca si el uso de sus datos fuera invasivo.

Sin medidas de buen gobierno o responsabilidad las empresas de CMT corren el riesgo de perder la confianza de los clientes y de desaprovechar la oportunidad de usar los datos emocionales para innovar e impulsar un crecimiento rentable, obligándoles a tener una visión objetiva de lo que son consideraciones decididamente subjetivas, desarrollando una estrategia que les permita cuantificar y visualizar los pros y los contras del uso de los datos emocionales de los clientes, siempre  teniendo en cuenta el impacto que podrá tener cada decisión empresarial. Actuar como una empresa responsable requerirá que las empresas se dirijan a un conjunto más amplio de partes interesadas en este tema, incluyendo clientes, socios del ecosistema, empleados, responsables políticos, accionistas y otros usuarios potenciales, aplicando las medidas a nivel empresarial, de industria y de mercado.

Tanto en España como en el extranjero existen múltiples iniciativas, entidades y compañías cuya misión incluye o se centra en avanzar a modelos de publicidad más transparentes y responsables que deberán tomar un papel activo en la definición e implantación de medidas para el uso responsable de datos emocionales.

Te recomendamos

FOA 2020

DMEXCO

Outbrain

Xandr

Compartir