Tendencias

Los pilares de la innovación empresarial

4 claves para ser una empresa innovadora y tener visiones (no alucinaciones)

Las empresas que innnovan teniendo visiones (y no alucinaciones) se apoyan en apoyan en cuatro pilares: el ego, la empatía, la ingeniería y la energía.

innovaciónLas empresas que son dueñas de una mentalidad de startup se jactan de ser valientes, de estar permanentemente experimentando y probando cosas nuevas y también de toparse de bruces con el fracaso (al menos de vez en cuando).

¿El problema? Que como muy bien decía el bueno de Thomas Edison la visión (aquella de la que es inevitablemente deudora la innovación) es una mera alucinación si no se cuelga del brazo de la ejecución

Lamentablemente cuando innovan, muchas empresas se dejan cegar por los “hypes” que salen permanentemente a su paso y sus visiones, sin tiempo para “macerar” y ser ejecutadas adecuadamente, se metamorfosean en alucinaciones puras y duras.

Para innovar y tener visiones (no alucinaciones) las empresas deben tener en cuenta las claves que disecciona a continuación Lead Digital:

1. Ego auténtico

Las innovaciones están necesitadas irremediablemente de cantidades ingentes de ego. Para encandilar a clientes potenciales, a socios y a empleados y convencerles de las bondades de sus innovaciones, las empresas precisan de ego. Sin poner el foco en el “yo” que hay agazapado detrás de toda innovación ésta lo tendrá inevitablemente muy complicado para “venderse” (y poder en último término ejecutarse).

2. Empatía y comprensión (genuina) del usuario

La segunda palanca que hace posible el lanzamiento exitoso de una innovación es la empatía. Para innovar las empresas deben estar dispuestas a ponerse en la piel del target en el que han fijado la mirada y analizar seriamente la utilidad (real) de la innovación que tienen entre manos. ¿A qué problema real da solución esa innovación? Una innovación debe echar raíces en problemas reales, no problemas inventados (por aquellos que la han alumbrado previamente).

3. Ingeniería (acompañada de una oferta inteligente)

En esta tercera fase las compañías deben enarbolar la bandera de la co-creación e involucrar al usuario final en el desarrollo y la implementación de sus innovaciones. Sólo aquellas empresas que desde los primeros prototipos y hasta la fase previa al lanzamiento de la innovación tienen permanentemente el foco puesto en el usuario final agasajarán a éste con experiencias realmente extraordinarias.

3. Energía (convenientemente canalizada mediante el storytelling)

Las innovaciones emanadas de la tecnología son inevitablemente complejas. Razón de más para apostar por el storytelling y despojar a tales innovaciones de su complejidad inherente. Para comercializar con éxito una innovación se precisa energía, la energía que irradian las buenas historias y hace perfectamente comprensibles hasta las tecnologías más complejas.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir