Tendencias en Marketing

Cómo dar alas a la colaboración trabajando en remoto

4 "fertilizantes" para evitar que el trabajo en equipo se marchite con el "home office"

La colaboración, esa que entra inevitablemente en la ecuación en el trabajo en equipo, es un hueso particularmente duro de roer en la era del COVID-19, que nos ha privado de las reuniones cara a cara (sin que haya ninguna pantalla de por medio).

trabajo en equipo

Autora de la imagen: Justyna Holubowska-Chrzaszczak

La colaboración, el arte de alinear a un grupo de individuos para la consecución de un objetivo común de la manera más eficaz posible, es un engranaje absolutamente esencial en el trabajo en equipo.

Sin la colaboración a su vera, el trabajo en equipo se convierte en un auténtico erial donde quienes toman parte hablan más que hacen (y no hay tampoco lógicamente frutos).

La colaboración, esa que entra inevitablemente en la ecuación en el trabajo en equipo, es un hueso particularmente duro de roer en la era del COVID-19, que nos ha privado de las reuniones cara a cara (sin que haya ninguna pantalla de por medio).

Para dar alas a la colaboración los equipos de trabajo deberían hacer suyos los consejos que disecciona a continuación Harvard Business Review:

1. Reunirse (virtualmente) de manera regular

Si el equipo de trabajo necesita ejecutar una sesión de "brainstorming", repartirse tareas, ponerse de acuerdo en objetivos e hincar el diente a discusiones de naturaleza creativa y estratégica, las reuniones (a menudo odiadas) son la forma más eficiente de encarar los retos que hay por delante.

Es conveniente, eso sí, no tratar de saturar inútilmente la agenda de los miembros del equipo, por lo que puede ser una buena idea que cada mes el equipo fije una reunión de tipo estratégico, dejando las disquisiciones de tipo táctico para reuniones más puntuales.

En las reuniones es recomendable asimismo que previamente se fije una agenda y que alguien ejerza de "facilitador" para hacer más ágil y más fácil la toma de decisiones.

Conviene asimismo encomendar a algún miembro del equipo que tome notas y que elabore un informe más o menos sucinto de la reunión para no tener que convocar un nuevo encuentro en el futuro que pivote en torno a idéntico tema.

2. Compartir documentos

Si algún integrante del equipo de trabajo necesita que le faciliten "feedback" sobre un material en particular, debe compartir del documento mediante Google Docs, Teams, Slack o cualquier otra herramienta de software cuyo uso esté aprobado dentro de la organización.

A la hora de implementar este método de trabajo, hay que asegurarse, eso sí, de que fija un "deadline" específico para la revisión del material y se deja claro lo que se necesita a quienes se toman la molestia de colaborar aportando su "feedback".

3. Trabajar "codo con codo"

Trabajar "codo con codo" en la era del teletrabajo es imposible (al menos en el plano literal), pero esta forma de trabajar puede ser reproducida (más o menos) en los entornos virtuales. Tan fácil como trabajar en un proyecto compartido mientras nuestros colegas (o colegas) están al otro lado de la pantalla.

De esta forma, podemos hacer preguntas y solicitar el "feedback" de nuestros colegas si nos sentimos estancados.

Esta estrategia es particularmente efectiva si tenemos que hincar el diente a un proyecto ribeteado de complejidad. Aunque no están físicamente presentes, nuestros compañeros están al otro lado de la pantalla y su mera presencia es un acicate para sacar adelante con diligencia el proyecto en el que estamos involucrados y zafarlo así con más facilidad de eventuales baches.

4. No abusar de las herramientas de mensajería.

Aunque herramientas de mensajería como Slack, Teams o Flock son a bote pronto el epítome de la colaboración, debemos asegurarnos de que son ellas las que trabajan para nosotros y no al revés.

En el trabajo en equipo hay que decidir durante cuánto tiempo y con cuánta periodicidad interactuamos en los canales adecuados (algo que puede variar enormemente de una persona a otra).

De todos modos, si tenemos que procurar solución a un problema particularmente complejo, es mejor dejar en segundo plano los mensajes de texto y optar en su lugar por una simple llamada telefónica. De esta manera, tendremos un mayor control sobre nuestro propio tiempo y nuestros colegas sabrán con mayor precisión lo que necesitamos.

Te recomendamos

Enamorando

Newsletter

Smartclip

La Vaguada

Compartir

Centro de preferencias de privacidad

Navegación

Estas cookies permiten que el Sitio Web funcione correctamente por lo que son esenciales para que el Usuario pueda usar todas las opciones del Sitio Web y pueda navegar y utilizar las funciones de la misma con normalidad.

Advertising

Analíticas

Estas cookies recopilan información anónima de manera estándar sobre la navegación del Usuario y sus patrones de comportamiento. La información recogida mediante las cookies analíticas es utilizada para la elaboración de perfiles de navegación de los Usuarios de este Sitio Web, con el fin de introducir mejoras en nuestro servicio.

__utma, __utmz, __utmb
__utma, __utmz, __utmb

Other