Tendencias

Cómo pensar como un diseñador

4 ejercicios simples para pensar como un auténtico diseñador

Pensar como un diseñador puede ser de mucha ayuda, especialmente cuando atender a los detalles es crucial. Estos 4 ejercicios le ayudarán a lograrlo.

diseñadorSi hay una palabra que puede adoptar múltiples y variadas formas, que hace imaginar un sinfín de objetos, lugares o conceptos, es "diseño". Cuando se habla de diseño o diseñador, se puede pensar en ropa, tecnología o mobiliario, entre muchas otras cuestiones más.

El diseño podría definirse como la manera de conseguir que algo cumpla con la función que se necesita con la estética que se desea. Pero dentro de este "contenedor" caben muchas cosas. Para conseguir esta premisa, la mayoría de diseñadores deben preocuparse por una innumerable sucesión de pequeñas cosas. A veces es difícil hasta pensar en cómo fue el proceso de diseño de determinados objetos.

Un buen diseñador se preocupa de decir infinidad de cosas sin palabras, de establecer un patrón o una serie, de dotar de significado a las cosas o de determinar lo que debe seguir las reglas establecidas y lo que no, entre otras muchas cuestiones. Por ello, pensar como uno de estos diseñadores puede ser muy beneficioso, ayudando a solventar problemas pequeños y detallados. Estos son algunos consejos para conseguir esta mentalidad, ofrecidos por Emily Campbell en FastCompany.com.

1- Simplificar y multiplicar

Por muy poco intuitivas que parezcan, las reglas es lo que hacen que algo o alguien sea creativo. Por ejemplo, encontrar una forma en una fotografía completa, simplificándola. Pero, tras la simplificación, viene la multiplicación. Imaginar que esta forma es la primera de una serie, cuyas reglas determinarán las siguientes, y después pensar en estas últimas.

2- Volver a mirar

En muchas ocasiones, la clave de la creatividad está en mirar otra vez o en mirar de forma más profunda. Dar una segunda vuelta a un libro, a un objeto o incluso a su propio hogar. Después, se puede intentar dibujar de la forma más precisa posible.

3- En la unión está la fuerza

Intentar dibujar dos cosas sin relación ninguna de una forma que ambas tengan sentido. "Dios está en los detalles" y, en muchas ocasiones, los detalles son la unión de varias partes que, aunque en principio parezcan inconexas, con ellas se logra el verdadero virtuosismo.

4- Probar con diferentes enfoques

Por ejemplo, se pueden dibujar tres cuadros. En cada uno de dichos cuadros, se incluirán los mismos cinco elementos, pero con un enfoque diferente. Poner nombre a cada uno de estos enfoques le ayudará a pensar de la misma forma que piensa un artista o un diseñador.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir