líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Envíos más pequeños, más ahorro y menor impacto ambiental

El 34% de las empresas cree que debería reducirse el tamaño del embalaje de los envíos

Pilar Ruiz de Gauna

Escrito por Pilar Ruiz de Gauna

Según este estudio cada vez son más las empresas que piensan que la reducción del tamaño de los paquetes de los envíos ahorraría costes y mejoraría el Medio Ambiente.

cajas_amazon¿Se ha fijado alguna vez en los paquetes que envía o recibe? La gran mayoría de estos siempre son mucho mayores que el contenido que transportan.

Una situación que sucede en el 34% de los envíos según el estudio realizado de forma conjunta por DS Smith y Forbes Insights.

De acuerdo a la encuesta realizada por ambas firmas, el 65% de los ejecutivos entrevistados piensa que se podría conseguir un ahorro significativo en los costes que supone el empaquetamiento en al menos en el 25% de los casos.

El problema es que la reducción del tamaño de los paquetes no se encuentra entre las prioridades de las empresas.

Y eso que no sólo supondría un ahorro en los costes, sino que además contribuiría a mejorar el Medio Ambiente.

Sólo el 36% de las empresas consultadas para la elaboración del estudio que nos atañe ha verificado el espacio que sobre en los paquetes en los que realiza sus envíos.

El 34% de estas, una vez comprobado el desperdicio de espacio y materiales, se ha planteado tomar soluciones para optimizar sus envíos.

“Para los compradores online, la sostenibilidad es un tema muy importante hoy en día ya que no basta con entregar los productos en perfectas condiciones en sus casas”, explica Anja Röhrle, gerente de marketing y comunicación de DS Smith.

“Las compañías tienen que tomar medidas no solo para que sus paquetes gusten a los compradores, sino que tienen que obtener ahorros y ventajas significativas, al mismo tiempo que se reduce el impacto medioambiental”.

 

Huawei y Xiaomi reivindican su espacio en Europa conquistando a 34 millones de usuariosAnteriorSigueinteTargeting comportamental vs. contextual: cuando la industria compra basura disfrazada de eficiencia

Contenido patrocinado