Tendencias en Marketing

Cómo construir una cultura corporativa desde cero

4 pilares básicos para levantar desde cero una cultura corporativa a prueba de "terremotos"

Para levantar desde cero una cultura corporativa exitosa es necesario aprovisionarse de una visión, explicar el porqué del negocio, definir expectativas y hacer a todo el mundo responsable.

culturaSe supone que las empresas veteranas deben estar ya provistas de una cultura corporativa bien definida (aunque en no pocas compañías ésta parece emborronada por la neblina de la indefinición). En las startups o empresas de nueva creación la cultura debe levantarse, en cambio, desde cero. Y su construcción, vital para conquistar la cima del éxito a largo plazo, se topa de bruces con no pocos problemas.

Para levantar los cimientos de una cultura corporativa exitosa partiendo completamente desde cero (y lograr que ésta resista las embestidas del tiempo), los emprendedores harían bien en apoyarse en los consejos que desmenuza a continuación Inc.:

1. Crear una visión (y compartirla)

El primer paso en la construcción de una cultura corporativa de éxito es aprovisionarse de una misión absolutamente cristalina que sirva de guía a los empleados.

La visión debe dar cabida en su narrativa a todas las esperanzas y los sueños de la empresa. Se trata de ser lo más específico (y didáctico) posible.

¿El objetivo? Que la visión logre cosquillear el "corazoncito" el equipo y que éste pueda sentirse identificado con ella.

2. Conocer el porqué que hay parapetado tras el negocio

Si la visión es el qué de la compañía, sus creencias son el porqué.

El sistema de creencias que hay parapetado detrás de una compañía es parte ineludible de la narración de la historia en la que echa raíces su visión.

Los empleados deben comprender adecuadamente por qué esa visión resulta tan importante (y cuáles son los principios en los que ésta se apoya).

Sin explicar adecuadamente el porqué de la visión que la empresa trata de venderles los empleados difícilmente la "comprarán".

3. Definir claramente expectativas

Una vez el equipo tiene una visión clara de la compañía que le tiene en nómina (y la manera en que ésta quiere que opere), hay que ser claro a la hora de definir lo que se espera de él.

A la hora de definir expectativas y hacerlo además con claridad hay que involucrar a los empleados en la definición de lo que van a hacer, cómo lo harán y cuándo lo harán.

La claridad en la definición de las expectativas es absolutamente crucial para encaramarse a la cima del éxito.

4. Hacer a todo el mundo responsable

Cuando las expectativas de la empresa están ya convenientemente definidas, es el momento de introducir la responsabilidad en la ecuación.

Hay que dejar claro a los empleados que deberán responsabilizarse de cumplir (o en su defecto rebasar) las expectativas depositadas en ellos.

En una cultura saludable aquellos que se responsabilizan con éxito de las tareas que se les han confiado serán lógicamente recompensados. La responsabilidad debe estar lógicamente apalancada en alicientes muy específicos.

Te recomendamos

FOA 2020

DMEXCO

Hootsuite

Outbrain

Xandr

Compartir