líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Un 40% de los consumidores españoles pagaría más por productos de empresas socialmente responsables

El consumidor actual se caracteriza, entre otras cosas, por su pensamiento dual. Por una parte, manifiesta una gran hipersensabilidad al precio (sin dejar de lado la calidad) pero, al mismo tiempo, se muestra dispuesto a pagar más por ciertos artículos.

En el panorama actual, ser una empresa socialmente responsable puede marcar la diferencia en un mercado saturado de competidores. Así lo confirma el informe «El consumidor frente a la responsabilidad social corporativa de las marcas», elaborado por la consultora Nielsen. El estudio arroja interesantes conclusiones, entre las que encontramos que cuatro de cada diez consumidores tiene en cuenta la responsabilidad social corporativa de las empresas, hasta el punto de que pagaría más por los productos de las compañías socialmente comprometidas.

La relación calidad-precio es, sin lugar a dudas, un factor decisivo para dos de cada tres españoles. Sin embargo, no hay que olvidarse de otros aspectos influyentes a la hora de tomar una decisión de compra. Los consumidores valoran especialmente la calidad del producto (65%), sus beneficios saludables y nutricionales (57%), así como que el producto sea de una marca de confianza (55%).

nielsen1

Asimismo, uno de cada tres españoles tiene en cuenta los compromisos sociales de las marcas. Concretamente, los consumidores valoran que la compañía sea conocida por sus valores sociales (36%) y su compromiso con su comunidad (36%).

Alrededor del 35% de los consumidores valora el factor ambiental a la hora de realizar sus compras, ya sea porque la marca es conocida por su compromiso con el entorno o porque el embalaje de sus productos es respetuoso con el mismo.

El informe afirma que la publicidad asociada al compromiso social de las marcas puede ayudar a impulsar la compra del producto en un 22% de las ocasiones.

Las claves para crecer a través de la RSC
En un mercado tan competitivo como el actual, ser una empresa socialmente responsable puede ser la clave del éxito. No sólo a nivel económico, sino también en términos de imagen corporativa. Para establecer una buena política de responsabilidad social empresarial, Nielsen recomienda prestar especial atención a las nuevas generaciones, como los millennials y la generación Z, un grupo de consumidores muy comprometido con el entorno en el que habita.

No hay que olvidar que las empresas con valores sociales sólidos consiguen incrementar el nivel de confianza que el consumidor deposita en ellas. Para más de la mitad de los españoles, la confianza es un factor decisivo a la hora de tomar decisiones de compra. Otros aspectos relevantes son: definir el propósito social de la empresa, apoyar el esfuerzo con una estrategia de marketing potente y realizar una adecuada segmentación en base a criterios geográficos, demográficos y de producto.

Según Gustavo Núñez, director general de Nielsen Iberia, “el consumidor valora muy positivamente las marcas que incorporan atributos sociales o medioambientales y, como hemos visto, uno de cada tres está dispuesto a pagar más para incorporarlos a su cesta de la compra. Sin embargo, aún queda margen de mejora, tanto en disponibilidad de productos con sellos que certifiquen su compromiso social o medioambiental, como en el propio conocimiento de los certificados”.

¿Quién dijo que volar era aburrido? Immfly cambia el concepto de entretenimiento "a bordo"AnteriorSigueinteLos dos mayores gigantes de la industria cervecera se unen para controlar un tercio del mercado mundial

Noticias recomendadas