Tendencias

5 claves que harán que sus ideas nunca conozcan un "no"

5 claves que harán que sus ideas nunca conozcan un "no"

Todos hemos experimentando en alguna ocasión la sensación que produce el tener una buena idea. Y seguro que también sabe lo que se siente cuando comprueba con frustración que no sabe cómo llevarla a cabo para convertirla en una realidad.

En el mundo de la publicidad y el marketing son pocos los proyectos que consiguen gustar a todos y salir hacia delante.

Muchas ideas se quedan por el camino o aparcadas en cajones esperando su oportunidad. ¿Cómo podemos hacer que nuestras ideas despierten la atención del resto y tengan, al menos, una posibilidad? Preste atención.

Los consejos que le ofrecemos a continuación recogidos por The Drum, no son infalibles. No queremos mentirle. Pero seguro que le ayudan a replantear su estrategia la próxima vez que necesite defender una idea o propuesta ante sus jefes o equipo. Una serie de claves que posibilitarán que su proyecto pueda vivir más allá del papel.

1. Hacer algo tangible

Atrás quedaron los años del PowerPoint. Vivimos en el mundo de las experiencias. Si queremos vender un proyecto este tiene que traspasar el papel.

Tenemos que hacerlo tangible para que sea lo más real posible y no una idea difusa que el resto debe interpretar.

No es necesario que recurra a la impresión 3D o la realidad virtual. Un aplicación, un diseño web e incluso una maqueta de cartón pueden ser suficientes para impregnar de realidad un concepto que sólo nosotros vemos en nuestras cabezas.

2. Contar con un buen patrocinador

Si nuestra idea ha conseguido superar las barreras de la intangibilidad, ahora es el momento de contar con respaldo. Estamos en el punto de partida de un largo camino en el que surgirán obstáculos y aún pueden tirar por tierra nuestro proyecto.

Necesitamos lo que podríamos denominar como un mecenas que confíe en nuestra creación, apueste por ella y la respalde ante cualquier desafío.

3. Desarrolle el proyecto en las buenas y en las malas

Hay que entusiasmar a la gente. Piense que si la empresa atraviesa momentos difíciles, es más que probable que nuestro proyecto sea uno de los primeros en ser recortado, sobre todo si es ambicioso.

Hay que construir un caso de negocio. Desde la forma bruta del mismo hasta lo que podría convertirse con un rendimiento positivo e incluso pesimista. Lo mejor es plantear todos los hipotéticos escenarios para que no nos pillen por sorpresa.

4. La no acción conduce a la desaparición

Es su objetivo principal construir su proyecto de tal manera que a su empresa le queden claros los costes de no acción.

Quedarse por detrás de las innovaciones que llegan es uno de los grandes temores actuales y, si cuenta con una idea que puede aportar realmente innovación y beneficios, tiene que dejar claro lo caro que podría salir a su compañía el no desarrollarla.

5. Cambiar el sistema de recompensas

Una decisión bastante difícil para una compañía pero que le agradecerán generaciones venideras. Podría destinar parte del presupuesto a la innovación desde el punto de vista del desarrollo de proyectos e ideas sin la presión de sí funcionarán o no.

Únicamente prueba y error con la vista puesta apostar por la creatividad, el talento y la innovación.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir