Tendencias

Lo que algunos personajes de TV pueden enseñar a los emprendedores

5 cualidades que los emprendedores deberían robar a carismáticos personajes de TV

Los emprendedores deberían mirar con lupa a los protagonistas de sus series favoritas de televisión para replicar (en la medida de lo posible) sus cualidades en los miembros de su equipo.

emprendedoresCuando nos embarcamos en un nuevo proyecto empresarial, las personas de las que nos rodeamos son tan importantes (o incluso más) que el plan de negocio.

El equipo es un ingrediente absolutamente esencial para que las startups, dirigidas por un buen capitán, lleguen a buen puerto.

Y a la hora de dar forma a su equipo (el equipo fundacional de su empresa) un emprendedor haría bien en posar su mirada, por qué no, en las cualidades que atesoran los personajes de sus series favoritas de televisión.

Si hacemos caso de Inc., los emprendedores deberían replicar las siguientes cualidades (convenientemente “robadas” a carismáticos personajes de televisión) en sus equipos fundacionales:

1. Visión y valores compartidos

Juego de Tronos es una serie que alberga en sus entrañas valiosas lecciones para los emprendedores. Daenerys y su séquito de dragones son, por ejemplo, el epítome de lo que debería ser un equipo dueño de una visión compartida. También saben rodearse de las personas adecuadas Jorah y Tyrion, cuyos súbditos son espoleados todos por las mismas motivaciones.

Si un equipo sabe muy bien dónde quiere llegar y cómo quiere llegar hasta allí lo tendrá mucho más fácil para conquistar sus objetivos que si sus miembros están permanentemente enfrascados en discusiones (poco fructíferas).

2. Diversidad

Compartir una visión es importante, pero para enarbolar adecuadamente la bandera de la innovación los equipos fundacionales de una empresa están obligados también a ser diversos y a atesorar conocimientos, experiencias, orígenes, creencias y perspectivas diferentes.

Ejemplo de la diversidad que debería echar raíces en todos los equipos son, por ejemplo, los protagonistas de The Walking Dead. Rick Grimes, el líder del grupo en la célebre serie de AMC, no habría logrado sobrevivir sin sus diversos y hasta opuestos compañeros.

3. Compromiso

Walter White y Jesse Pinkman, los protagonistas de Breaking Bad, no habrían llegado a ninguna parte de no ser por su firme compromiso con el negocio que tenían entre manos.

Los miembros del equipo fundacional de una empresa deben mostrar una dedicación absolutamente feroz a su negocio. Y deben estar comprometidos también los unos con los otros, con la visión de la startup cuyos cimientos están levantando y con todo el trabajo que hay necesariamente que sacar adelante para cumplir objetivos.

4. Química

Puede que Eleven, la protagonista de Stranger Things, tenga poderes psíquicos, pero es la química que tiene con Mike, Lucas y Dustin la que verdaderamente lleva al grupo a vencer al Demogorgon.

En una empresa de nueva hornada es importante que los fundadores sepan rodearse de personas con las que haya cierta sintonía. De la química que brota entre las personas emana una buena dosis de energía positiva y esa energía positiva es esencial para abatir los obstáculos.

5. Liderazgo respetuoso

El respeto y la empatía tienen cada vez mayor protagonismo en el mundo de los negocios y deberían ser los pilares sobre los que reposa una empresa, cuyos líderes están obligados a ser siempre respetuosos con las personas a su cargo.

Los agentes Fox Mulder y Dana Scully, los protagonistas de Expediente X, son el paradigma del respeto mutuo entre compañeros. A pesar de la inmensa presión que ambos soportan sobre sus hombros, Mulder y Scully jamás caen en comportamientos irrespetuosos. Y su conducta, absolutamente ejemplar, debería ser clonada también por los fundadores de startups.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir