líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

5 estereotipos muy extendidos que cabrean a los profesionales de las relaciones públicas

del-revesLas relaciones públicas tienen el dudoso honor de encontrarse entre las 10 profesiones que menos entienden los padres de acuerdo a un reciente informe de LinkedIn. Existe un halo de ignorancia en torno a este ámbito que dura ya demasiado tiempo y que, en muchas ocasiones nos lleva a desafortunados equívocos.

Resulta completamente normal que los profesionales de las relaciones públicas estén hartos del desconocimiento existente sobre su profesión y hoy queremos echarles una mano. Desde prdaily.com recogen cinco errores muy comunes relativos al universo de las relaciones públicas.

1. Un concepto, ¿negativo?

Se cree que estamos ante un concepto que procede de la expresión «spin a yarn» (algo así como dar la vuelta a una historia). Los profesionales de las relaciones públicas no están nada de acuerdo con esta asociación al considerarla negativa.

La mayoría de los expertos en este cambo trabajan muy duro para avanzar hacia un punto de vista determinado o posición. Se trata de una combinación de investigación, inspiración, honestidad y capacidad de negociación.

2. Lo saben todo

En realidad no o al menos no todo. Muchos piensan que los expertos de las relaciones públicas tienen contactos en todas las esferas lo que nos puede ayudar a que nuestras acciones tengan el éxito asegurado.

Cierto es que conocen y trabajan con mucha gente pero únicamente cuentan con su cartera fidelizada de clientes que pueden ir ampliando gracias a su dominio de las negociaciones y conocimiento de los distintos escenarios en los que operamos. Pero no esperemos que conozcan a todo el mundo desde el mismo momento en el que empezamos a trabajar con ellos.

3. Estamos ante “people persons”

Uno de los grandes estereotipos en el universo de las relaciones públicas. Por supuesto que estamos ante una de las profesiones en las que quizás más se necesiten las habilidades de relación e interacción.

Esto no significa que no encontremos buenos profesionales introvertidos que, según algunos expertos, suelen ser los mejores.

4. Son periodistas fallidos

Es cierto que con la crisis los medios de comunicación han experimentado una importante contracción con las consecuentes reducciones de plantilla. Esto ha hecho que muchos periodistas vean en las relaciones públicas una salida pero no significa que todos sus profesionales procedan del mundo de la información.

No estamos ante un vertedero de profesionales fallidos de otras profesiones. Simplemente ambos mundos comparten muchas características.

5. Todo son fiestas

Por supuesto que el trabajo en las relaciones públicas puede implicar acudir a alguna fiesta o evento especial. Pero el que piense que esta es la tónica no puede estar más equivocado.

 

4 lecciones que todos deberíamos aprender sobre el fatigoso camino hacia el éxito creativoAnteriorSigueinteEl periodismo (y sus mil y un problemas), según John Oliver

Noticias recomendadas