Tendencias

La filantropía siempre debe ser honesta y sincera

5 fórmulas para convertir su pequeña marca en todo un gigante de la filantropía

Los consumidores suelen decantarse por aquellas marcas que practican la filantropía, cuidan de sus empleados y se preocupan por las sociedades en las que operaran. Especialmente los millennials.

Es un hecho que la responsabilidad social corporativa se ha convertido rápidamente una ventaja competitiva. Hablando claro: estamos ante una absoluta necesidad en las empresas modernas.

Algo que no resulta costoso para las grandes empresas cuyos recursos les permiten realizar diferentes acciones en este sentido. Pero, ¿qué pasa con las pequeñas compañías que no disponen de tantas opciones? Hoy les traemos a estas cinco fórmulas recogidas por Forbes para trabajar la filantropía sin ver afectados sus contados recursos.

1. Done bienes y servicios a un lugar efectivo

Las ONG son mucho más que donaciones económicas. Su empresa, dependiendo el sector en el que se encuentre, puede ayudar de muchas formas más allá del dinero.

Si por ejemplo trabaja con productos de alimentación, higiene, equipamiento electrónico o similares puede donar algunos de sus productos a una ONG. Lo mismo en el caso de que se trate de una empresa de prestación de servicios.

Incluso si se trata de una agencia de marketing o publicidad puede ayudar a realizar gratuitamente campañas para que la ONG en cuestión gane visibilidad en sus proyectos. No dude en comentar estas intenciones a sus empleados porque puede que alguno de ellos incluso quiera colaborar como voluntario.

2. Comparta su tiempo

Tan valioso como el dinero es el tiempo. Podemos ayudar de muchas maneras compartiendo nuestro tiempo con estas ONG. En muchas ocasiones faltan manos y los voluntarios son un bien escaso.

Eso sí, trabaje siempre con aquellas que se alinean con los valores de su empresa. Una oportunidad única de potenciar y desarrollar su imagen de marca.

3. Sus empleados marcan la diferencia

Siempre que les dé el poder de hacerlo. Tanto grandes como pequeñas empresas pueden establecer programas de colaboración con ONG o voluntariado. La filantropía es un trabajo de todos y este repercutirá en la compañía si tanto los valores filantrópicos como los empresariales están alineados.

Para ello debe fomentar ambos entre sus empleados. Anímelos a participar y compartir su tiempo con una buena causa que mejorará la sociedad.

4. Asóciese con una ONG local

Las empresas que se asocian con organizaciones sin ánimo de lucro locales son capaces de devolver a la comunidad parte de lo que reciben. Recuerde los consumidores apuestan por las marcas que no sólo se preocupan por ellos sino por todo el entorno que les rodea.

5. Encuentre algo significativo que interese a la gente

La filantropía de su empresa debe partir de algo que realmente interese a su marca y a sus trabajadores. Debe tener un significado real para que la ayuda sea sincera y no se trate de una burda estrategia de marketing.

Y es que esa es la clave. Las marcas que apuestan por la filantropía tienen que sentirlo de verdad. Nunca debe hacerse por ser una moda o aparentar. Las mentiras tienen las patas muy cortas y, si algo que no perdonan los nuevos consumidores es la falta de honestidad.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir