Tendencias

5 métodos alternativos al brainstorming para poner a "sudar" sus neuronas creativas

El brainstorming tiene la vitola de ser el método más conocido para sacar todo su jugo a la creatividad (inevitablemente escurridiza y antojadiza). Sin embargo, lo cierto es que hay vida creativa más allá del brainstorming.

Aunque cuando se practica adecuadamente el brainstorming vale su peso en oro (creativo), hay métodos alternativos que funcionan también a las maravillas y que hacen fluir enormemente la creatividad.

Si está un poco harto de las tradicionales sesiones de brainstorming y desea probar cosas nuevas, le preponemos dar alas a su creatividad (y a la de su equipo) hincándole el diente a los métodos que detalla a continuación MarketingProfs:

1. El método “take away”
Este método consiste simple y llanamente en hacer más simples las cosas despojándolas de ciertos elementos (que no tienen que ser 100% necesarios). Imaginemos que estamos desarrollando, por ejemplo, la comunicación para un producto de nueva hornada y que tenemos el foco puesto en un total de 12 beneficios. Para implementar el método “take away” deberíamos forzarnos a nosotros mismos a eliminar algunos beneficios de la lista a fin de lograr un mensaje suficientemente simple y claro para la audiencia. Steve Jobs utilizaba un método similar para dar forma a los famosísimos productos “made by Apple”, conocidos por su arrebatadora sencillez.

2. El método de los árboles de palabras
Este método es opuesto al método “take away” y es particularmente útil cuando queremos poner nombres y apellidos a los diferentes atributos de una marca, y hallar combinaciones de palabras con suficiente “gancho”. Para crear un árbol de palabras comience listando palabras o conceptos relacionados con tema más o menos genérico. A continuación cree listas de palabras relacionadas con cada uno de los términos iniciales y así sucesivamente. Echando mano de este método exploraremos nuevos senderos creativos y determinaremos qué senderos no llevan a ninguna parte (desde el punto de vista creativo).

3. El método de las estrategias oblicuas
Ideadas por el músico Brian Eno y el artista Peter Schmidt, las denominadas estrategias oblicuas están pensadas especialmente para dar plantón a los temidos bloqueos creativos. Consistentes en varias instrucciones, desde las más directas (“trabaje a diferente velocidad") a las más enigmáticas (“dé salida a su peor impulsio”), las estrategias oblicuas (disponibles en tres formatos: app, web y juego de cartas) son muy útiles para contemplar las cosas desde puntos de vista diferentes y hallar nuevos (y locos enfoques). Recordemos que la creatividad en su estado más puro tiene siempre mucho de “chalada”.

4. El método de los 5 porqués
Este método es una fantástica manera de llegar a la raíz del problema para hallar (con un poco de suerte) una solución ingeniosa. Para beneficiarse de las bondades de este método, convierta el problema que no le deja dormir por las noches en una pregunta. A continuación, halle varias respuestas a esa pregunta, escoja una de ellas y conviértala de nuevo en una pregunta (y así sucesivamente hasta llegar al quinto porqué). Una vez planteado el quinto porqué, la inspiración debería haberse apoderado ya de usted (o estar por lo menos a punto de hacerlo).

5. El método del cielo azul
Los métodos propuestos con anterioridad entrañan límites de alguna forma. Todo lo contrario al método del cielo azul, que implica imaginar aquello que nos gustaría crear sin ningún tipo de límites (tiempo, talento, dinero, leyes de la física, etc.) y determinar a continuación qué tendríamos que hacer realidad para lograr la situación imaginada. ¿El objetivo de este método? Dejar volar la imaginación sin estar dejarnos constreñir por creencias y pensamientos preexistentes.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir