Tendencias

5 razones por las que las marcas se han olvidado (injustamente) de la Generación X

estar-solo1Las compañías y sus marcas se llenan la boca hablando de poner a los usuarios en el centro de todas sus acciones y estrategias pero, ¿realmente se cumple esa apuesta por el customer journey? Siendo sinceros, no del todo.

¿Qué pasa con la Generación X? Los nacidos entre 1960 y 1980 son los grandes olvidados en las estrategias de las marcas debido a su carácter transaccional lo que hace que abordar sus gustos e intereses sea una tarea complicada.

Los millennials y la Generación Z les han destronado de forma injusta ya que estamos ante un grueso de la población que se sitúa en uno de los puntos más interesantes de sus vidas ante la estabilidad familiar, económica, laboral y social de la que gozan. Entonces, ¿por qué son los grandes olvidados por las marcas? Desde Adweek plantean cinco curiosos motivos que seguro nunca había pensado que podrían influir tanto y que están dejando fuera de las estrategias comerciales a un porcentaje interesante de la población.

1. Tienen mala reputación

Nos encontramos ante una generación que tenía más posibilidades que ninguna otra de contar con padres divorciados. Recordemos que la mayor tasa de divorcios producida en estados Unidos tuvo su apogeo en 1980.

Situación a la que se suma que han tenido que ponerse al día con todos los avances que la digitalización ha traído al no ser nativos. Estamos ante un grupo poblacional que ha crecido con una personalidad marcada por el cinismo y la inseguridad (o esa es la percepción común) derivadas de situaciones como la caída de la Bolsa en 1987 que marcó el inicio de una gran recesión.

Rieva Lesonsky, autor de un estudio sobre la Generación X y consultor de marketing en GrowBiz Media, explica que cuando sus miembros comenzaron a alzar la voz y generar ruido fueron tachados como vagos y esta ha sido una etiqueta de la que no han sido capaces de desprenderse incluso demostrando lo contrario.

2. Representan a un pequeño segmento poblacional

Mientras que el calificativo de “vagos” no puede ser una percepción más injusta, nadie puede negar que estamos ante una pequeña muestra de consumidores en comparación con el grueso total de la sociedad.

Recientes estudios elaborados por Pew Research ponen de manifiesto que Estados Unidos cuenta con 77 millones de boomers y 83 millones de millennials. La cifra de miembros de la Generación X se reduce a 65 millones.

Esto es debido a que estamos hablando de una generación en la que la tasa de natalidad se ha visto reducida y a un fallo demográfico que los expertos no saben muy bien cómo explicar. Estamos ante un grupo que no ha sido delimitado y definido por sus propias características sino que lo han hecho las de las generaciones que les preceden y suceden.

3. Las marcas no terminan de comprenderlos

La Generación X nació antes de internet y tuvo que adaptarse a la tecnología digital en la edad adulta. Están con un pie en el pasado y otro en el futuro que deja a los “marketeros” algo más que confusos sobre los tipos de plataformas que deberían emplear para dirigirse a ellos.

Hay una frase que ejemplifica a la perfección su situación: “Los millennials pasan la mayor parte de su vida en el mundo digital y los boomers en el real. La Generación X está justo en el centro”.

De acuerdo a una investigación elaborada por Forrester Research, los medios tradicionales siguen siendo importantes para la Generación X: el 48% escucha la radio, el 62% lee periódicos en papel y el 85% consume programas de televisión tradicional. Pero también son conocedores del mundo digital.

Millward Brown Digital ha revelado que el 60% de los miembros de esta generación utiliza un smartphone a diario y el 75% recurre a las redes sociales de forma regular. Son personas bastante activas en el entorno online en sectores como la Banca o las compras online.

4. ¿Qué significa la X?

Utilizamos y asociamos la X cuando desconocemos algo lo que no ayuda mucho a esta generación. Se adoptó este término en 1991 tras la publicación del libro de Douglas Coupland y Neil Howe, “Generation X: Tales for an Accelerated Culture”.

“Cuando escribimos el libro la Generación X no tenía nombre. Los llamamos así por no hacerlo de otra forma peor ya que debemos tener en cuenta que el resto de etiquetas que se asocian a sus miembros son negativas”, afirma Howe.

5. Son difíciles de categorizar

Puede que le resulte algo obvio pero es necesario recordarlo. Todos tenemos una personalidad diferente aunque mostramos ciertos rasgos comunes que nos identifican con un grupo. Los boomers y los millennials, como generación, están definidos por unos principios muy claros que están difusos en el caso de los X.

Pew Research revelaba en 2010 que más del 50% de los miembros de esta generación no encontraba ningún rasgo particular en el grupo. Esto nos lleva a una cuestión preocupante: Si los propios X no son capaces de distinguirse del resto, ¿por qué deberían hacerlo las marcas?

Te recomendamos

Dmexco 2019

Miami Ad School

Outbrain

T2O

Compartir