Tendencias

La rentabilidad de la felicidad laboral

5 razones por las que la empatía (y no la tiranía) es la clave del buen liderazgo

Las relaciones humanas en el trabajo basadas en la confianza, la transparencia y la empatía son claves para aumentar el compromiso, la fidelidad y la eficiencia de los empleados.

jefeHay quien cree que una tarjeta de visita en la que aparecen las palabras CEO, director o jefe convierten automáticamente a una persona con un alto cargo en un líder. Nada más lejos de la realidad y es que, la autoridad se gana, no se impone.

Ganarse la confianza de los empleados es la clave para pasar de ser un jefe impuesto a un líder escogido y, para ello, es mucho más importante contar con habilidades sociales que organizativas.

Gestionar equipos no consiste en imponer una ley establecida por tiranos empresariales que buscan una obediencia por el simple hecho de pagar un sueldo a final de mes, sino en tener la capacidad de entender las necesidades de las personas que construyen, día a día, la compañía.

Por ello, le ofrecemos 5 razones que demuestran que la empatía es la primera habilidad que debe adquirir todo jefe para llegar a convertirse en líder, que nos ofrece Fast Company.

1. La empatía genera fidelidad
Una de las luchas más encarnizadas que libran las compañías hoy en día es la retención del talento. Los empleados, sobre todo, los más jóvenes son más exigentes que nunca con sus empleadores, con los que desean tener una relación de confianza.

La transparencia, la flexibilidad y la autonomía son claves a la hora de construirla y, la empatía se erige como la herramienta más importante para hacer funcionar este engranaje.

El trato humano y personal en el seno de las empresas es uno de los motivos que llevan a los trabajadores a permanecer más tiempo en ellas y es que, los lazos se establecen más fácilmente cuando alguien se siente apreciado, escuchado y valorado.

2. Los empleados adquieren un compromiso mayor
Las relaciones entre empleador y empleado deben basarse en la reciprocidad. Cuando una persona, ya sea en su vida personal o en su entorno laboral, se siente considerado por los demás adquiere el compromiso de devolver esa consideración.

Para ello, los líderes deben reconocer los méritos de los empleados y recompensar sus esfuerzos para fomentar este compromiso, aumentar la motivación y, con ella, la productividad.

3. El entorno laboral es más agradable para todos
Un empleado satisfecho con sus jefes estará más predispuesto a ayudar no solo a sus superiores, sino también a sus compañeros de trabajo.

Eliminar las frustraciones que genera la rutina laboral a base de empatía y colaboración es la mejor manera de remar en la misma dirección al tiempo que se mejora el ambiente y la salud, sobre todo, mental de los trabajadores.

4. Los trabajadores son más felices
Cuando un empleado está satisfecho con las condiciones laborales acude a trabajar más motivado y comprometido para hacer su trabajo con la mayor eficacia.

Además, se reduce el absentismo provocado por la ansiedad que produce estar 8, 10 e incluso 12 horas al día siendo vilipendiado por los superiores.

El primer paso para evitarlo es hacer ver a los empleados que son una parte importante en la compañía, que su esfuerzo se traduce en el bien común y mostrarles el respeto que merece su dedicación.

5. Da rienda suelta a la creatividad
La libertad, la confianza, la transparencia y el compromiso genera en el trabajador el deseo de innovar, de mejorar su trabajo y el de su equipo, de contribuir al crecimiento de su empresa.

Por ello, dedicará mucho más tiempo, energía, concentración y esfuerzo en aportar nuevas ideas que fomenten el éxito de la compañía optimizando procesos, implementando nuevos métodos y aumentando la eficiencia.

Te recomendamos

CONECTADOS

atres

Outbrain

SomosQuiero

Atres

Compartir