Tendencias

Descifrando la fórmula del éxito del liderazgo

5 reglas de oro para construir un liderazgo legendario

Robin Sharma, experto en liderazgo, ha ofrecido una inspiradora ponencia en MABS 2018 en la que ha descifrado las claves del éxito de todo líder.

5 reglas de oro para construir un liderazgo legendarioCuando se trata de dirigir equipos y alcanzar el éxito con un negocio, hay que ser un líder. Pero en un mundo inundado de tecnología y ruido digital, dar con uno es más complicado que encontrar una aguja en un pajar.

De hecho, más de 2 horas diarias se pierden en distracciones y se calcula que la concentración se pierde cada 11 minutos.

No es que no haya líderes. Habelos, hainos. Pero las características del entorno 2.0, la elevada competencia del mercado y los egos superlativos, lastran a aquellos jefes que aspiran a elevar su cultura, a sus empleados y a su empresa a un nuevo nivel.

Eso, en el mejor de los casos, pues hay quien pretende imponer el respeto de sus equipos a base de títulos indescifrables. Sin embargo, un verdadero líder debe “aportar valor a la sociedad, inspirar a los demás e impulsarlos a ser mejores”, afirma Robin Sharma, experto en liderazgo en MABS 2018, evento de management organizado por Atresmedia.

Ante un panorama complejo en el que la educación, la humanidad, la interacción con las personas o la empatía están cada vez más en un segundo plano, “necesitamos más héroes que nunca”.

“Necesitamos verdaderos líderes que sobrepasen los egos. Los líderes aman el aprendizaje, los que aprenden más son los que ganan. Hoy en día la gente está demasiado ocupada estando ocupada”, señala Sharma.

Recuperar el foco depende de centrar las energías de todo buen líder en tres aspectos: el crecimiento personal, el equipo y el consumidor.

Con respecto al crecimiento personal, Sharma aconseja no perder “la inocencia, el hambre de aprender, el brillo que teníais en los ojos cuando empezasteis en el negocio” y prestar atención a la gente.

Poner el foco en el dinero, es uno de los grandes errores de los empresarios. “Para aumentar tus ingresos y tu rentabilidad triplica la inversión en dos áreas: capacidades profesionales y conocimiento personal”, destaca.

Por ello, anima a replantearse la forma de hacer las cosas no solo en el terreno profesional, sino también en el personal. Decía Kapuscinski que para ser buen periodista, hay que ser buena persona y, esta premisa tan cierta no solo es aplicable al ámbito informativo.

“El liderazgo no trata de lo que haces ante una audiencia, sino cuán de innovador, excelente, ético o humanitario eres cuando nadie mira”, enfatiza. “El trabajo de un líder es hacer brillar la luz en los demás, esa que ellos no ven, es construir más lideres”.

5 reglas de oro para construir un liderazgo legendario

Para destacar, para triunfar, para ser único, no basta con tener el poder. “Si eres un líder solo porque eres el jefe, nunca vas a ganar la mente y el corazón de tu equipo y eso nunca se trasladará a los consumidores”, cuenta.

A diferencia de lo que muchos puedan pensar, el liderazgo no es cuestión de títulos, no es algo relegado a presidentes o millonarios, solo es necesario contar con la mentalidad adecuada y, sobre todo, con mucha perseverancia.

“Las pequeñas mejoras diarias llevadas a cabo de manera consistente en el tiempo generan resultados impresionantes. La excelencia no es lo que haces una vez al año, sino todos y cada uno de los días”, explica Sharma.

En medio de lo que el ponente denomina como la desprofesionalización colectiva de los negocios, concepto que utiliza para referirse a la desmotivación generalizada y la falta de iniciativa, estamos ante una oportunidad “increíble para dominar la industria. Hay muy pocos que estén haciendo lo necesario para ser los primeros”.

Para ganar esta batalla será necesario dejar las excusas a un lado, deshacerse del papel de víctima que muchos, por miedo o desgana, prefieren asumir y abrazar la innovación.

“Puedes ser una víctima, que se queja, que cede su poder, que pone excusas. Cada vez que culpas a alguien, pierdes tu poder. Las víctimas tienen miedo del cambio, a los líderes les inspira el cambio”, comenta.

Pero Roma no se construyó en un día y, desde luego, marcar un antes y un después en la sociedad, tampoco es un camino fácil y no está exento de peligros. Sin embargo, “si nos fijamos en los genios, todos eran excéntricos, toda gran idea es denostada antes de hacerse realidad. La gente te llamará loco hasta que no la vea hecha realidad”.

Aunque en la búsqueda del Santo Grial de los negocios no hay una fórmula perfecta, sí existen unas pautas comunes que debe seguir cualquiera que desee marcar la diferencia.

Para Sharma son 5 las reglas para construir un liderazgo legendario:

1. La gente que más ayuda, es la que más rentabilidad genera:
El antídoto con la mediocridad instalada en el mercado, se basa en la aportación de valor. La ecuación mínimo valor, máxima rentabilidad es sinónimo de fracaso.

“Construir una gran marca no se logra a partir de la pretensión de ganar dinero, sino de la intención de aportar valor al mercado, de hacer magia a través de tus productos. Hay que preguntarse cómo ofrecer a los consumidores 10 veces más valor del que pagan”.

2. El liderazgo no es un título, sino una demostración:
La cultura de la imposición tan extendida en nuestro país, no hace más que desmotivar a los equipos. La clave reside en “invertir tiempo en hacer que la gente exprese sus talentos, en que se desarrolle. El respeto no se impone, se gana a través de la ética y de cómo se trata a los demás”.

3. Un trabajo solo lo es si es visto como tal:
El hartazgo generalizado se combate cambiando de mentalidad. “Tu trabajo es una oportunidad para llevar al máximo tu potencial”, señala Sharma que incita a arriesgar, a ampliar capacidades y retarse continuamente, a “hacer trabajo que es peligroso, mágico, poético, a tener una visión para tu compañía, tu equipo y tu producto que sea tan disruptiva que la gente se ría de ti, dude de ti y aun así vayas a por ello”.

4. Los verdaderos líderes crean nuevos líderes:
“El liderazgo es influencia, a través de las palabras, de la ética, del trabajo, del ejemplo”, destaca.

5. El liderazgo se basa en inspiración, influencia e impacto:
“Si no estás inspirado, nunca serás capaz de inspirar a los demás y tu trabajo es influir en los demás. Enseña a vivir a la gente que no sabe cómo. El impacto es iniciativa, hacer las cosas con rapidez”.

A modo de conclusión, Sharma ha querido ofrecer 7 ventajas competitivas de todo líder:

1. Llegar temprano, nunca tarde.

2. Estar profundamente preparado. “Vivimos en un mundo en el que accedemos a información demasiado rápido. Nos olvidamos del rigor, de la profundidad. Antes de ir a una reunión, prepárate, investiga, lee, estudia. Sé una persona concienzuda y no superficial”.

3. Mantén las formas, sé educado. “Hemos perdido la educación por culpa de la tecnología. Ama a tus consumidores”.

4. Ofrece maestría. “El mercado siempre premia lo mejor porque hay muy poca gente que destaque. La gente no se esfuerza, no estudia, no lee”.

5. Ser humano y real. “La gente en los negocios habla como si fueran máquinas. Hay que ser real y humano. Cuando eres auténtico, vulnerable ocurre la magia, tanto en los equipos como en los consumidores. Si eres real, la gente se enamora de ti. No te preocupes tanto por ser ‘guay’, sino generoso, amable y considerado. Mucha gente se queja, pero poca reconoce e impulsa el trabajo de los demás”.

6. Mantén tus promesas. “Mucha gente en los negocios hace promesas que no cumple. No se trata de hablar, sino de hacer. Las promesas vacías reducen la credibilidad”.

7. Haz magia. “Haz solo trabajo que cree magia”.

Así, el liderazgo es una combinación de mentalidad de trabajo, de superación personal y de ética. Un equilibrio entre la parte profesional y la más humana de las personas capaz no solo de impulsar a la cima al líder, sino a todo su entorno.

“En el ultimo día de tu vida solo dos cosas importarán: en quién te has convertido y a cuántas personas has ayudado”, concluye.

Te recomendamos

JCDecaux

Mundial

Katapult

Cannes

Compartir