Tendencias

6 cosas soberanamente estúpidas que hacen los jefes para "espantar" al mejor talento

jefesQue empleados, dotados en ocasiones de muchísimo talento, den plantón a las empresas para las que trabajan está lamentablemente a la orden del día.

Pero, ¿por qué decide un trabajador marcharse con su talento a otra parte? La respuesta a esta pregunta pasa muy a menudo por sus superiores, superiores que hacen en ocasiones todo lo posible para hacerles huir con el rabo entre las piernas.

Los jefes hacen muchas cosas rematadamente estúpidas para ahuyentar al mejor talento, pero estas que disecciona a continuación Inc.com son probablemente las más comunes (y mortíferas):

1. No controlan sus emociones
Los jefes que dan rienda suelta a su ira y se pasan el día gritando a sus empleados y echando fuego por los ojos causan, por motivos obvios, fuertes reacciones “alérgicas” a sus subordinados, que terminan a veces tirando la toalla.

2. No elogian a sus empleados cuando hacen un buen trabajo
Los elogios, esos que tantísimo les cuesta hacer a algunos jefes, obran auténticos milagros. Incrementan la productividad de los trabajadores, aumentan notablemente su engagement y ese engagement se deja notar también en la satisfacción de los clientes de la empresa.

3. No consideran todas las opciones disponibles antes de actuar
Los superiores que toman decisiones importantes sin tomarse la molestia de solicitar su punto de vista a los miembros de su equipo “queman” a sus subordinados, cuya moral cae inevitablemente en picado.

4. No establecen unos objetivos claros
Los buenos jefes establecen objetivos y trabajan codo a codo con sus empleados para fijar tales objetivos. Además, no se limitan a definir el trabajo a desempeñar, definen también el éxito asociado a ese trabajo.

5. No se preocupan de satisfacer las necesidades de las personas a su cargo
Los grandes líderes se interesan (de verdad) por las aspiraciones profesionales de sus empleados, a los que procuran oportunidades de formación y de desarrollo profesional.

6. No escuchan
La comunicación eficaz va mucho más allá de hablar (por hablar). Y tiene que ver también con la habilidad para escuchar aquello que acontece al otro lado de la “verja”.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir