líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Tendencias en Marketing

6 errores que son motivo (más que sobrado) de "tarjeta roja" en un currículum vitae

A la hora de buscar trabajo muchos candidatos pasan lamentablemente por alto la importancia del documento que es al fin y al cabo su carta de presentación como profesionales: el currículum vitae.

La primera impresión (la provocada por el currículum vitae) es a veces la única que cuenta en el inevitablemente proceloso proceso de búsqueda de empleo.

En un currículo pueden cometerse muchos errores, pero estos que disecciona a continuación Fast Company son probablemente los más morrocotudos (a la par que imperdonables):

1. No adaptarse a los requisitos del puesto ofertado
Los currículos genéricos que no se toman la molestia de adecuarse a las características del puesto ofertado son a menudo pasados por alto por los responsables de recursos humanos (y con razón). Si una oferta de trabaja plantea una pregunta, un currículum vitae está necesariamente forzado a dar cumplida respuesta a dicha pregunta. Un currículo debe dar cuenta inmediatamente de la adecuación de la persona que está detrás al puesto previamente ofertado. No basta con que su adecuación al puesto se lea meramente entre líneas.

2. Etiquetas deliberadamente vagas para describir conocimientos y experiencias
Quien en un currículum vitae enmascara su falta de conocimiento y experiencia en determinadas áreas con frases hechas como “con conocimientos de…” o “cierta experiencia en…” está desvelando en realidad sus puntos débiles y los responsables de recursos humanos pueden utilizan tales puntos débiles en su contra.

3. Fechas incoherentes
A la hora de listar sus diferentes experiencias profesionales, agárrese como un clavo ardiendo al mismo formato. No cometa el error de cambiar de formato para intentar ocultar huecos en su currículum. Y si algunas fechas están solapadas (porque estuvo haciendo durante el mismo periodo varias cosas a la vez), explíquelo adecuadamente a fin de evitar malentendidos.

4. Cambios bruscos en la relevancia de los cargos desempeñados
A ojos de un responsable de recursos humanos puede resultar chocante que alguien que ha desempeñado, por ejemplo, el cargo de vicepresidente en una empresa, ocupe a continuación un cargo de rango medio en otra compañía. Por esta razón, es conveniente que explique adecuadamente el motivo de tales cambios en el nivel de los cargos desempeñados (provocados, por ejemplo, por el paso de un área concreta de actividad a otra completamente distinta).

5. Currículum offline y currículum online “desafinan”
En la nueva era digital es vital que la información volcada en un currículum en su vertiente offline esté en consonancia con los datos incluidos en redes profesionales como LinkedIn.

6. Tono inadecuado
En un currículum vitae es tan importante la información depositada en él como el tono utilizado para redactarlo. El tono empleado, por ejemplo, por un CFO en su currículo difiere totalmente del utilizado por un director de finanzas. Mientras el primero debe poner más en el acento en las estrategias, el segundo trabaja más desde las trincheras y por eso debe hacer especial hincapié en las operaciones y en la ejecución de tales operaciones.

KFC, tenemos un problema: su pollo frito toma tierra tras sólo 17 horas en el espacioAnteriorSigueinteLos 10 retos de la gestión del talento para 2018

Noticias recomendadas