Tendencias

6 pasos para construir una verdadera cultura corporativa a prueba de "soplidos"

casa-de-ladrillo 300La mayoría de las compañías están cada vez más concienciadas de la importancia de construir una fuerte cultura corporativa. Y es que es un elemento esencial tanto internamente como externamente.

Para la propia compañía contar con una identidad clara y una cultura que aúne los objetivos y las decisiones de todos los trabajadores hace que todos trabajen en la misma dirección y que se cree un compromiso global.

Pero si esto se consigue llevar a cabo de manera interna también se proyectará de puertas para afuera lo que hará que el público tenga la percepción de que se trata de una empresa unida, verdadera y comprometida con sus trabajadores y con sus clientes.

Los beneficios de contar con una cultura corporativa son patentes en marcas como Apple, Starbucks, Procter & Gamble o HP y no es casualidad la exitosa trayectoria de todas ellas. Si su empresa no goza de cultura corporativa, estos son 6 pasos para comenzar a construirla de manera eficaz:

1. Establezca la esencia de su marca
Se trata de crear una auténtica y fuerte cultura de empresa así como también excelentes experiencias para los consumidores que den como resultado relaciones estables a largo plazo. Perder el propósito original con el que fue creada la marca puede suponer la pérdida de sus clientes.

2. Actúe de acuerdo a sus principios
Para el 81% de los ejecutivos de las grandes empresas el éxito de las relaciones con los clientes se fundamenta en la correlación entre los principios y valores de la marca y la conducta de la empresa.

3. Fije unos objetivos
Es necesario tener unos objetivos claros de manera que todas las decisiones que se tomen giren en torno a la consecución de estos propósitos. Además, saber qué es lo que uno pretende alcanzar es una manera eficiente de motivar a los trabajadores y aumentar la productividad.

4. Comparta sus objetivos
El 85% de los altos cargos de las empresas aseguran que actualmente ya comparten con los accionistas y las partes implicadas sus propósitos y valores. De esta manera, la transparencia ayuda a que los actores ajenos pero implicados en el desarrollo de la empresa entiendan las decisiones que se toman.

5. Para construir relaciones a largo plazo es necesario hacer sacrificios
Hablamos de sacrificios a nivel financiero que quizá sea el área más controvertida a modificar dentro de una compañía. Sin embargo, el 68% de los ejecutivos aseguran que vale la pena el esfuerzo pues, la recompensa posterior es mucho mayor.

6. Ser diferente está bien
La diferenciación siempre es positiva y, de hecho, cuando el fracaso se hace presente, ésta no es una de las principales razones. Y es que, son mucho más perjudiciales para una marca otros factores como la pérdida de confianza o las políticas internas que dificultan ciertas decisiones.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir