Tendencias

6 tipos de jefes y cómo "pillarles el truco" para trabajar y no morir en el intento

6 tipos de jefes y cómo "pillarles el truco" para trabajar y no morir en el intentoHay jefes más complicados que otros, pero incluso aquellos aparentemente más “retorcidos” tienen una tecla que, una vez pulsada, les convierte en seres más o menos “normales” (y domesticados).

Tanto si tiene la fortuna de tener un buen jefe o si le ha tocado en suerte un jefe cuyas dotes de liderazgo dejan bastante que desear, le recomendamos prestar mucha atención a esta infografía de Quid Corner, que pone el foco en 6 tipos de líderes y en diferentes trucos para manejarles (y amansar a la fiera que llevan dentro):

1. El jefe visionario
Los jefes visionarios tienen permanentemente la vista puesta en el futuro, pero no saben a veces adónde quieren llegar exactamente. La mejor manera de aproximarse a un superior de estas características es mostrar entusiasmo, escuchar atentamente sus ideas y poner sobre la mesa diferentes opciones encaminadas a cumplir los objetivos que el jefe tiene en mente.

2. El jefe “coach”
Los jefes con alma de “coaches” se preocupan de motivar a sus empleados y les animan a desplegar todo su potencial mediante conversaciones estimulantes. ¿Cómo se lidia con este tipo de líder? Siendo honesto, compartiendo con él objetivos realistas y asumiendo nuestra responsabilidad cuando las cosas se tuercen y no marchan según lo previsto.

3. El jefe “zen”
Este tipo de jefe se esfuerza en crear conexiones y un sentimiento general de armonía dentro de la compañía que lidera. El jefe “zen” tiene el foco puesto en las necesidades emocionales de su equipo, al que ayuda a enfrentarse a situaciones estresantes. Para trabajar bajo las órdenes de un jefe “zen” hay que saber utilizar sabiamente las emociones, es conveniente forjar relaciones sólidas con los colegas de trabajo y es necesario procurar y recibir “feedback” totalmente honesto.

4. El jefe democrático
Los jefes democráticos desean que todos sus empleados se involucren en los proyectos que hay en marcha dentro de la empresa para que estos lleguen a buen puerto echando raíces en la colaboración y el consenso. A un jefe democrático hay que suministrarle opiniones lo más honestas posible. Además, a fin de complacerle, es vital escuchar atentamente a nuestros colegas de trabajo y demandar claridad ante cualquier atisbo de duda.

5. El jefe “comandante”
El jefe “comandante” tiene muy claro lo que quiere y espera de sus empleados total compromiso con lo que hacen (tanto si están de acuerdo como si no). Este tipo de superior desea completa sumisión por parte de sus empleados, a los que exige además resultados (más allá de la mera cumplimentación de una serie de tareas).

6. El jefe “marcapasos”
Este tipo de jefe enfrenta a sus empleados a durísimos desafíos y espera de ellos los mejores resultados. Aun así, no tienen miedo de ponerse manos a la obra (tan o más duro que sus propios trabajadores) si las cosas salen mal. A un líder de estas características se le conquista trabajando duro, pidiéndole (si es necesario) aclaraciones, y manteniéndole regularmente al tanto de nuestros progresos.

6 tipos de jefes y cómo "pillarles el truco" para trabajar y no morir en el intento

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir