líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

7 claves para reconocer un buen jefe (aunque vaya de incógnito)

jefeSer jefe no es un trabajo sencillo. Las tareas, responsabilidades y el estrés por tener que hacer que todo funcione a la perfección son el pan de cada día de quien ostenta este puesto y si las cosas se ponen feas, también es él el que va a responder.

Los jefes son exigentes (deben serlo) y muchas veces los empleados se quejan de la presión que les imponen sus superiores.

Sin embargo, a pesar de la mala fama que tienen los temidos jefes, le mostramos 7 cosas que hacen los buenos jefes y que quizá haga el suyo:

1. Preguntar si va todo bien
Cuando el tiempo apremia, el trabajo es interminable y el agobio rebasa las expectativas, se agradece que el jefe invierta un minuto de su tiempo en preguntar cómo se sienten sus empleados que, al fin y al cabo, son personas.

2. Animar a conseguir objetivos fuera del trabajo
Los mejores jefes saben que su trabajo no lo es todo, que hay vida más allá de las cuatro paredes y los halógenos de la oficina. Es por ello que un buen jefe siempre le animará a divertirse en sus hobbies y actividades fuera de la compañía.

3. Hace sentir escuchados a sus empleados
En un equipo cada pieza es importante, incluso la más pequeña. Por ello, un gran jefe es aquel que establece canales de comunicación abiertos para que todo el mundo pueda expresar su feedback y compartir sus perspectivas.

4. Celebra las pequeñas batallas ganadas tanto como las grandes
Algunos jefes tan solo se interesan por lograr grandes cosas que normalmente son las que les reportan mayores beneficios personales. Sin embargo, los realmente buenos son los que reconocen el esfuerzo y trabajo de sus equipos en cada uno de sus logros por muy pequeños que sean.

5. Se toma tiempo para enseñar
Los mejores jefes saben que cuando los trabajadores no están respondiendo a lo que se demanda, es porque no han recibido las instrucciones correctas. Tomarse el tiempo para enseñar a los empleados es una inversión a largo plazo.

6. Predicar con el ejemplo
Es muy fácil dar órdenes y sermones de lo que se debe hacer y cómo se debe hacer pero lo correcto es dar ejemplo. Un verdadero líder es el primero que se implica pues, solo así conseguirá la implicación del resto.

7. Quiere la excelencia ajena
Los mejores jefes no son los que tratan de sobresalir sobre los demás sino los que se esfuerzan porque los que tienen a su alrededor sean cada vez mejores ayudándoles cuando haga falta.

 

Ad Exchange y DSP's, sus funciones dentro de la compra programáticaAnteriorSigueinteCreatividad, datos y tecnología: la única ecuación capaz de salvar a las agencias

Noticias recomendadas