Tendencias

7 consejos para no distraerse con los "moscones" en el trabajo y mantener su productividad

concentraciónEn los últimos años las compañía han cambiado mucho y con ellas las rutinas laborales de los trabajadores. Y no nos referimos a las jornadas que siguen siendo igual de extenuantes (eso nunca cambiará) sino a las formas de trabajar.

Y es que, cada vez abunda más la tendencia a reducir obstáculos entre los empleados. Si antes los equipos estaban separados por departamentos situados en distintos espacios y divididos en cubículos, ahora las paredes han caído para dejar paso a nuevas oficinas abiertas en las que todo el mundo se encuentra cara a cara con sus colegas.

Esto ha facilitado la fluidez de comunicación no solo entre los miembros de los mismos equipos sino también entre los distintos departamentos, algo tremendamente importante para lograr una estrategia y objetivos conjuntos.

Además, esto genera un ambiente más distendido, menos hostil de manera que se crea entre los empleados una atmósfera de confianza que contribuye a agilizar los procesos así como a difuminar las jerarquías.

Pero, como casi todo, también tiene una parte mala pues, si bien para unos es más cómodo trabajar en los nuevos espacios abiertos, para los más necesitados de concentración puede ser un obstáculo para su productividad.

Si usted es de esas personas que se distrae con una mosca, quizá debería tomar nota de estos 7 consejos para mantener alejados a los “moscones” de sus compañeros de trabajo y mantener su productividad:

1. Planifique las comunicaciones
Que sea un espacio abierto no quiere decir que sus colegas puedan estar acudiendo todo el rato a realizar consultas.

Para evitarlo, si ocupa un puesto directivo y su equipo necesita unas pautas, determine pequeñas reuniones una vez al día o a la semana para evitar las constantes interrupciones.

2. Zonas de no interrupción
Una solución para aquellas oficinas pequeñas en las que el escaso espacio impide el silencio es habilitar ciertas zonas o salas destinadas exclusivamente a aquellas personas que necesiten concentrarse en su trabajo sin molestias.

En el caso de las oficinas más grandes se puede optar por establecer ciertas horas en las que todo el equipo trabaja ininterrumpidamente.

3. Cree un hábito que le haga volver a concentrarse
Es inevitable sufrir pequeñas distracciones. Desde un ruido, un comentario, una llamada de teléfono hasta una mosca que pasa por el lugar.

Es por ello que crear hábitos como ir al baño a rellenar la botella de agua o darse un pequeño paseo pueden ayudarle a ganar concentración una vez vuelva a su silla. Cuanto más fuerte sea el hábito, más rápido podrá volver al trabajo al 100% de su capacidad.

4. Planifique su día
No se trata de hacer una lista con cada tarea que realizará a lo largo de su jornada laboral sino de tener en mente de manera global cuál es su objetivo a alcanzar en ese día así como los pasos necesarios para lograrlo.

Saber lo que debe hacer en cada momento le evitará estar más pendiente de las conversaciones de sus compañeros de trabajo.

5. Utilice auriculares
Puede que crea que escuchar música mientras trabaja puede no ayudar a incrementar su concentración, más bien, todo lo contrario. Y no le faltaría razón aunque si escoge la música adecuada puede ser beneficioso.

En el caso de que su capacidad de concentración sea especialmente sensible, los cascos seguirán siendo de ayuda incluso cuando no reproduzcan sonido alguno, gracias al efecto aislante que ofrecen. Podrá así abstraerse del ruido ambiente de la oficina.

6. Modifique su horario laboral
Llegar o irse una hora antes o después que el resto de trabajadores puede ayudarle a aprovechar esas horas en las que el ambiente es más relajado para avanzar en sus tareas y mejorar la concentración.

Eso sí, entrar pronto y salir tarde no mejorará su productividad en absoluto. Tómese su tiempo para desconectar, relajarse y cargar las pilas.

7. Huya
A veces la falta de concentración se debe al cansancio, a la rutina que supone en la mayoría de los casos el trabajo de oficina.

Por ello cambiar de lugar uno o dos días a la semana puede devolverle esa concentración perdida.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir