Tendencias

8 maneras de sofocar las llamas del síndrome de "burnout" (sin dejar su trabajo)

8 maneras de sofocar las llamas del síndrome de "burnout" (sin dejar su trabajo)
El temido síndrome de “burnout” está lamentablemente a la orden del día en el ámbito laboral y tiene efectos absolutamente devastadores en quienes tienen la mala fortuna de padecerlo.

Este síndrome, que encuentra en su perfecto caldo de cultivo en los lugares de trabajo que presentan elevados índices de toxicidad, provoca en quienes lo sufren agotamiento y lacera además gravemente sus niveles de productividad.

Para plantar cara al síndrome de “burnout” sin hacer lo más obvio (dejar su puesto de trabajo), le recomendamos seguir los consejos que propone a continuación Inc.:

1. Sea más egoísta
En lugar de intentar complacer a todo el punto y decir “sí” (sin rechistar) a cualquier tarea que sus superiores y compañeros tengan a bien encomendarle, piense más en sí mismo y en su propio bienestar y atrévase a decir “no”.

2. Tómese la molestia de comparar las tareas que lleva a cabo habitualmente con la descripción de su puesto de trabajo
Con este ejercicio tan sencillo será consciente de hasta qué punto se está extralimitando en el ejercicio de su puesto de trabajo y tendrá argumentos sólidos para presentar a sus superiores.

3. Forje nuevas relaciones en su puesto de trabajo
Intente rodearse en el trabajo de personas que, aunque probablemente en una situación similar a la suya propia, rezumen positividad y optimismo por todos los poros. Arrimarse a personas positivas le ayudará a enfrentarse con más energía y vigor a su día a día laboral.

4. Evádase con vacaciones (pequeñas pero reparadoras)
Una buena manera de combatir la ansiedad que lleva aparejada habitualmente el síndrome de “burnout” es tomarse pequeñas vacaciones de 3 ó 4 días y comprometerse a no responder llamadas ni emails laborales. Otra buena opción (si no tenemos la posibilidad de disfrutar de algunos días libres) es intentar fijar una hora tope (las 7 de la tarde de por ejemplo) para leer y contestar correos electrónicos relacionados con el trabajo.

5. Medite
La meditación es una técnica de probada eficacia para reducir los síntomas asociados a la ansiedad y la depresión. Meditar durante apenas 10 minutos es suficiente para “recablear” el cerebro (y liberarlo de toxinas).

6. Haga cosas interesantes (que quiera realmente hacer)
Identifique aquellas tareas que más gratificación le procuran en el trabajo e intente volcar más tiempo en tales tareas. Y fuera del trabajo entréguese en cuerpo y alma a sus pasiones (escribir un libro, aprender idiomas, hacer ejercicio, etc.).

7. Reduzca sus listas de tareas a la mínima expresión
Las listas de tareas son tremendamente útiles, siempre y cuando no estén atestadas de tareas (inútiles). Intente que en su lista de tareas tengan cabida única y exclusivamente tareas verdaderamente urgentes y prioritarias.

8. Cambie de escenario
El cambio no tiene por qué ser grande. Para cambiar de aires y dar renovados bríos a su productividad, le bastará con algo tan sencillo como mover su mesa de trabajo (o en su defecto cambiar de departamento).

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir