Tendencias

9 razones por las que su currículum se queda siempre en el montón del "no"

curriculumEnviar un currículum detrás de otro puede ser una inagotable fuente de frustración, en particular cuando el envío masivo de candidaturas no se traduce en respuesta alguna.

A diario llegan a los departamentos de recursos humanos centenares y centenares de currículos y sólo unos pocos logran pasar la criba.

Pero, ¿por qué tantísimas candidaturas acaban en la papelera? Hay muchísimas posibles respuestas a esta pregunta, pero estas que propone a continuación The Muse son quizás las más comunes (y crueles):

1. El candidato se empeña en incluir en su currículum experiencia laboral irrelevante (que no aporta nada al puesto de trabajo al que aspira).

2. El candidato no se toma la molestia de adaptar su currículum al puesto de trabajo para el que se postula y envía siempre una versión estándar para todas las empresas (por mucho que éstas sean radicalmente diferentes entre sí).

3. El candidato llena su currículum de palabras vacías y estereotipadas como “orientado a los resultados” y “apto para el trabajo del equipo” y se olvida de mostrar ejemplos que den cuenta de que es dueño realmente de las cualidades de las que tanto presume.

4. El candidato pasa por alto la enumeración de habilidades específicas y la utilización de palabras clave. Por las pupilas de los responsables de recursos humanos desfilan cada día muchísimos currículos. Si queremos llamar su atención, lo menos que podemos hacer es ponerles las cosas fáciles.

5. El candidato, temeroso quizás de que su currículum se quede “corto”, intenta rellenarlo a toda costa con datos irrelevantes como sus aficiones y sus referencias.

6. El candidato peca de ser excesivamente ególatra. En un currículum el egocentrismo es un ingrediente inevitable (pero tampoco hay que pasarse de la raya).

7. El candidato echa mano en su currículum de un diseño excesivamente anodino. No hace falta ser un genio del diseño gráfico para impresionar al departamento de recursos humanos, pero un poco de innovación nunca está de más. Inspírese echando un vistazo a estos 283 “templates” gratuitos.

8. El candidato comete el pecado tonto (pero mortal) de utilizar una dirección de correo electrónico poco profesional.

9. El candidato no lee su currículum antes de enviarlo y se le cuelan imperdonables “gazapos” gramaticales y ortográficos.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir