Tendencias

8 trucos infalibles para convertirse en el hazmerreír del "personal branding"

personal-brandingEn los tiempos digitales que corren estar pertrechado de una marca personal (a prueba de bombas) es un "must" para hacerse oír alto y fuerte en el universo laboral.

El "personal branding", que era antaño un terreno reservado única y exclusivamente para las celebridades, se ha democratizado en el transcurso de los últimos años y se ha convertido en la mano derecha, y la izquierda, del común de los mortales.

Contar con una marca personal fuerte y vigorosa es imprescindible para los profesionales deseosos de hacerse escuchar entre la multitud.

Hay muchas maneras de hacer “personal branding” con éxito, pero si lo que quiere es fracasar estrepitosamente, y ser el hazmerreír con su marca personal, pruebe con las estrategias que disecciona a continuación Forbes:

1. Agénciese el apelativo de gurú
Apelativos (rimbombantes) como “gurú”, “pionero” o “líder de pensamiento” son etiquetas que los demás (quizás excesivamente dadivosamente) nos cuelgan. Tener la osadía de arrogarnos a nosotros mismos estos apelativos es lo peor que podemos hacer para construir nuestra marca personal, que se derrumbará inevitablemente a la primera de cambio.

2. Sea un líder de pensamiento (de mentirijillas)
Robe las ingeniosas ideas salidas de cerebros ajenos y véndalas (descaradamente) como propias. Su marca personal no tardará es desmoronarse como una castillo de naipes.

3. Practique con insolencia el arte del “postureo”
Esfuércese por ofrecer a los demás una imagen impolutamente pluscuamperfecta en la que no parece haber cabida para la más mínima imperfección. Los demás no tardarán en huir como de la peste de su perfectísima “inhumanidad”.

4. Sea superficial
Mírese en el espejo de Kim Kardashian y de su orondo trasero y venda humo disfrazado de contenido a sus seguidores. Conviértase en un maestro del “clickbait” (que no cumple las expectativas creadas) y sus followers le abandonarán como el desodorante.

5. Utilice muchísimo la palabra “yo”
A la hora de vender sus bondades como profesional ponga siempre en el acento en todo lo que ha conseguido en solitario, no mencione jamás a los equipos de los que ha formado parte. Lleve el “autobombo” hasta las últimas consecuencias para destruir a la máxima velocidad su propia marca personal.

6. Use de manera extraordinariamente frugal la palabra “yo”
La humildad llevada al extremo, como la egolatría elevada a la máxima potencia, tiene potencial suficiente para hacer añicos las marcas personales (en particular las de los ejecutivos que están más arriba en la escalera corporativa).

7. Deje entrever que lo único que le interesa es llenarse los bolsillos
Finja ser un profesional hueco por dentro que vive por y para enriquecerse con su trabajo. Y no se moleste en disimular que éste es su único objetivo en su (narcisista) vida.

8. Mime muchísimo su marca personal y condene al ostracismo a la marca de la empresa para la que trabaja
Centre todos sus esfuerzos de “autobombo” en su propia persona y no vincule jamás su "personal branding" al de la empresa para la que trabaja. ¿Para qué iba a dar publicidad (gratuita) a la compañía que le da de comer y a la que probablemente debe en su gran parte su buen nombre profesional?

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir