líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Ada Colau intenta meter el miedo en el cuerpo a Airbnb con multas de hasta 600.000 euros

colau

El Ayuntamiento de Barcelona no consentirá que plataformas de alquiler vacacional tales como Airbnb y Homeaway campen a sus anchas por la capital catalana sin acogerse a la legislación vigente.

A tal efecto, la administración de Colau ordenó cerrar cerca de 256 viviendas en situación ilegal tan solo durante el mes de julio. Entre ellas se incluyen pisos vacacionales publicitados en portales de economía colaborativa así como alquileres de particulares, según informa El Mundo.

Sendas medidas coinciden con el apogeo del turismo estival en Barcelona y han sido posibles gracias a la creación de un equipo de investigadores que acuden a multitud de viviendas en alquiler, después de rastrear en internet y hablar con vecinos y turistas. El nuevo colectivo ha dado concretamente con 234 viviendas ilegales y ha multado a sus propietarios con hasta 30.000 euros.

Airbnb y Homeaway fueron, por el momento, las plataformas que sufrieron en mayor medida estas nuevas prácticas del Ayuntamiento. Ambas recibieron sanciones de hasta los 60.000 euros y el equipo de Colau amenazó a las dos con aumentar la cuantía hasta los 600.000 euros, la multa más elevada que permite la Ley de Turismo catalana.

Desde el Ayuntamiento consideran que los alojamientos vacacionales sin licencia sobresaturan la ciudad, generando problemas de convivencia con los ciudadanos locales y a la larga encarecen el alquiler. «El barrio gótico ha perdido un 40% de población autóctona», apunta el equipo de Colau como consecuencia del notable incremento turístico.

Asimismo han facilitado un portal en internet para que los vecinos denuncien  los apartamentos sin licencia y colaboren en la investigación. El objetivo de estas prácticas, de acuerdo con los responsables de Urbanismo, «es lograr una ciudad donde poder vivir» a la par que se garantice un modelo urbanístico sostenible.

 

Periscope, ¿la última bala en la recámara (publicitaria) de Twitter?AnteriorSigueinteLa rabieta de Adblock Plus ante las nuevas medidas anti ad blocking de Facebook

Noticias recomendadas