Tendencias

ADIÓS A LAS GRANDES MARCAS, HOLA A LA MARCA BLANCA

La crisis se ha hecho evidente, también en el bolsillo de los consumidores. En toda Europa, el consumidor se muestra más sensible a las variaciones de precios de los artículos de la cesta de la compra según el último estudio de Nielsen sobre hábitos de consumo. La tendencia ahora se centra en decantarse por marcas más económicas. Los anunciantes comienzan a ver con preocupación la contención en el consumo de novedades y productos de valor añadido.

Las innovaciones y lanzamientos, que habitualmente son los productos dinamizadores del mercado, han visto disminuir sus ventas en valor un 14,3% respecto al año anterior, mientras que los productos regresivos, con precios más reducidos, crecen un 3,7%. Es decir, el consumidor se decanta por productos más baratos y conocidos aunque sean menos innovadores.

¿Cómo ha variado la compra por sectores? En Gran Consumo y Farmacia se consumen marcas más baratas. En Entretenimiento, Móviles, Tabaco, Impulso, Hostelería y Ferretería, hay una clara contracción del consumo. Automoción, Electrodomésticos y Descanso presentan una caída generalizada de las ventas.

Hasta ahora, el Entretenimiento había resistido, pero la crisis comienza a hacer estragos también en este sector. La venta de libros ha caído un 1,3%, la de videojuegos un 5,5% y las películas un 20,8%.

Estrategias del consumidor español
España es uno de los países con mayor descenso en el índice de confianza de los consumidores, cayendo 19 puntos en el último año. Con 84 puntos se coloca por debajo de la media europea situada en 88. El 77% de los consumidores piensa que no es el momento más adecuado para comprar cosas, mientras el 55% de ellos considera que sus finanzas van mal o muy mal. La economía se convierte en la principal preocupación para el 52% de ellos.

Empieza a limitarse el gasto al máximo, recortando aquellos como los de peluquería, estética, ropa, calzado, ocio y consumo fuera del hogar. También comienza a limitarse el gasto en tabaco, móvil y gasolina. Los consumidores españoles declaran comprar más productos de marca blanca, más productos básicos y menos caprichos, poniendo más atención a folletos y promociones. Las claves están en la búsqueda de promociones, descuentos y de productos con buena relación calidad-precio.

El 47% compra más promociones, el 39% ha cambiado a marcas del distribuidor, tanto así que estas marcas ya representan el 43,2% de todos los artículos de Gran Consumo que adquieren los hogares españoles. Además, el 35% compra menos productos lujosos, el 30% cambia a marcas menos caras y el 27% mira varias tiendas para comparar precios. No todos se comportan igual. Los unipersonales reducen la cesta de compra, mientras las familias prefieren comprar marcas de distribución.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir