Tendencias

En 2012 sólo el 41% de los jóvenes de Estados Unidos tenía un smartphone

Adolescentes y smartphones: una adicción consciente en (preocupantes) datos

¿Realmente existe un problema de adicción con los smartphones entre los adolescentes? Analizamos los datos de varios estudios que nos conducen a una alarmante conclusión.

nomofobiaA medida que aumenta la penetración de los smartphones entre los adolescentes estadounidenses, más omnipresentes se erigen estos dispositivos en su día a día. De hecho, acaparan tanto su atención y tiempo que hasta estos consideran que puede ser algo negativo.

Una situación bastante paradójica si tenemos en cuenta lo rápido que se nos ha olvidado el tiempo que tardaron los teléfonos inteligentes en extenderse en este nicho de mercado.

En 2012 una encuesta elaborada por Common Sense Media señalaba que sólo el 41% de los jóvenes con edades comprendidas entre los 13 y los 17 años tenía un teléfono inteligente. Actualmente el 81,1% de los jóvenes de entre 12 y 17 años tiene uno.

Se espera que este porcentaje se incremente hasta el 85% en 2022 de acuerdo a los pronósticos efectuados por eMarketer.

Estos datos son bastante reveladores. Nos ayudan a ser conscientes de cómo los smartphones se han vuelto una necesidad básica en nuestras vidas sin apenas darnos cuenta.

La encuesta realizada por la citada firma en marzo y abril de 2018 pone de manifiesto que el 88% de los adolescentes estadounidenses procedentes de familias con bajos ingresos económicos, eran propietarios de un smartphone.

Un porcentaje que se sitúa en el 92% en el caso de los jóvenes procedentes de las familias de clase de media.

La investigación realizada por Verto Analytics relativa al primer semestre de 2018 pone de manifiesto que el móvil acapara el 62% del tiempo que los jóvenes con edades comprendidas entre los 13 y los 17 años destinan al uso de dispositivos móviles.

Entre los adultos ese porcentaje desciende hasta el 41%. La diferencia es notoria y son los propios jóvenes los que ya se están preguntando si esta dependencia del teléfono móvil puede ser perjudicial.

Screen Education elaboró una encuesta el pasado mes de abril entre jóvenes de 13 a 18 años. El 65% ha contestado que le gustaría tener más capacidad a la hora de limitar y gestionar de mejor forma el tiempo que dedica a su smartphone.

Resulta llamativo que el 60% de los participantes considera que sus amigos son adictos al móvil.

Preocupante es el hecho de que, aunque son conscientes de que dedicar tanto tiempo al smartphone puede no ser benigno, el 49% de las chicas y el 35% asegura que sufren ansiedad si no tienen sus teléfonos móviles.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir