Tendencias

¿Aficionado al food porn? No se pierda la carta de este bar

pantoneLos menús de bar no suelen tener muchas sorpresas: texto en vertical, fondos claros, encuadernados con hilo o con anillas y forrados de piel, plástico o derivados. Pero ya sabemos que el diseño puede hacer que cualquier objeto cotidiano parezca diferente y mucho más llamativo, siendo éste el caso de los menús del Tricky Dog, un bar de San Francisco que tiene como carta un catálogo de Pantone y una colección de vinilos de 45 rpm en la que se puede leer el menú, al igual que las canciones que se pueden escuchar.

"No queríamos un menú que estuviera escrito en un papel, pero sabíamos que es algo que funciona, por eso lo hace todo el mundo. Así que buscamos la utilidad de las listas escritas en papel y la experiencia de leer el menú relacionado con el bar en el que estabas", ha comentado Morgan Schick, diseñador y dueño del bar.

La primera idea del Pantone triunfó tanto que los clientes acababan por llevarse la carta y cambió el diseño: pasó de la carta de Pantone a una colección de singles en vinilo de 45 rpm en los que se puede leer cada bebida escrita en la galleta del disco, todos los ingredientes y el cantante o grupo que aparece en cada cara del single.

Este bar pertenece al grupo The Bon Vivants, que ha ganado el premio Spirited Awards al mejor equipo de bar en Estados Unidos en la conferencia anual de Tales of the cocktail en 2014.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir