Tendencias

Asesinatos, traiciones y dictaduras benevolentes: la otra cara de Silicon Valley

silicon-valleyTodos aquellos que desean emprender mira con anhelo Silicon Valley, el lugar de las start ups por excelencia, la cuna de la tecnología y el paraíso de los emprendedores, ¿o no?

Aunque este enclave californiano ha visto nacer a algunas de las más famosas y exitosas compañías como Facebook, parece que no es oro todo lo que reluce en este enjambre empresarial.

Al menos eso es lo que cuenta Antonio García Martínez, autor del libro "Chaos Monkeys: Obscene Fortune and Random Failure in Silicon Valley", en el que saca a relucir los trapos más sucios del valle del silicio y de sus conquistadores, entre ellos, Zuckerberg.

A lo largo de las páginas del controvertido libro, García cuenta, en primera persona, la cara oculta del mundo emprendedor y tecnológico que dista mucho de la, en sus palabras, "imagen maquillada" que se percibe de manera general.

Y es que, existe un pacto de silencio por el que "nadie habla del fundador al que apuñalaron por la espalda y lo tiraron por el barranco. O de la ronda de financiación que levantaron [unos emprendedores] bajo términos medio extraños y jodieron a un inversor", cuenta el autor en una entrevista a El Confidencial.

Pero no solo las historias dignas de una película de mafiosos tienen cabida en Silicon Valley, sino que el machismo también hace su aparición en compañías que presumen de la libertad e igualdad de sus trabajadores como Facebook, en donde se recomienda a las mujeres que no se vistan de manera que "distraigan" a sus compañeros.

Las reprimendas por el atuendo no eran las únicas en el seno de la compañía de Zuckerberg pues, el propio fundador y CEO, también es retratado por García como un estricto jefe.

Así, recuerda una ocasión en la que obligó a eliminar los dibujos que los empleados hicieron en las paredes del edificio y que no fueron de su agrado, tras haberlo pedido previamente.

Otra en la que pidió la dimisión pública del trabajador que había filtrado información sobre un producto o la extraña costumbre de "dar por muertos" a los compañeros cuando se marchaban de la compañía.

"En la red interna la lápida de tu muerte en Facebook era una foto de tu tarjeta corporativa envejecida y desgastada. Era habitual incluir una nota lacrimógena de suicidio/un epitafio escrito por uno mismo, y la publicación obtendría cientos de me gusta y comentarios en un minuto", asegura García.

Pero a pesar de todas estas historias, el autor anima a los emprendedores a acudir a Silicon Valley, un lugar en el que todo el mundo viene de fuera, una burbuja enorme en donde todo el mundo tiene su hueco.

Ahora, García, alejado de la burbuja tecnológica, cuenta por primera vez, lo que no se ve del reluciente mundo de Silicon Valley aunque, avisa, podría haber segunda parte.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir