Tendencias

Así han cambiado las "fake news" y los malos contenidos los hábitos de consumo

Así han cambiado las "fake news" y los malos contenidos los hábitos de consumoLa carrera presidencial protagonizada hace unos meses por el ahora presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y Hillary Clinton, estuvo marcada por un concepto que no olvidará fácilmente: “fake news”.

Las noticias falsas, los bulos y los contenidos de dudosa calidad se convirtieron en parte importante del discurso de los entonces aspirantes a la Casa Blanca. Pero si algo bueno tuvo este escándalo es que sirvió para concienciar a la sociedad de que no puede creerse todo lo que ven publicado en las redes sociales o medios de comunicación. Hay que ser más críticos y ver más allá.

“Los consumidores se han enfrentado en los últimos tiempos a las noticias y comentarios falsos en internet, bombardeo de correos electrónicos, aplicaciones de dudosa legalidad que se instalan acompañadas de softwares maliciosos, cuentas falsas en redes sociales y una lista demasiado larga para su paciencia”, explica el psicólogo experto en hábitos de consumo, Kenneth Faro.

“Un escenario del que podemos extraer una gran aprendizaje: estamos ante el nacimiento de un nuevo tipo de consumidor que requiere la verdad por parte de los medios, empresas e instituciones con las que se relaciona”.

No es un desafío, es una oportunidad

Este psicólogo no quiere encender unas alarmas que en la industria publicitaria hace ya tiempo que ensordecieron con su clamor. Expone la situación como una oportunidad y no como un desafío. Se trata de que las marcas vean la verdad que se demanda como el punto de diferenciación tan imperiosamente necesario en el mundo en el que vivimos.

Vamos a desgranar las conclusiones del estudio elaborado por el citado psicólogo a través de Origin/Hill Holliday. La primera de las cuestiones planteadas hace referencia a si el conocimiento público de la existencias de noticias falsas ha modificado los hábitos de consumo.

El 54% de los participantes responde con un rotundo si frente al 35% que señala que no ha influido en anda. Llama la atención que hasta un 12% de los encuestados no sepa inclinar la balanza ante esta cuestión.

Vemos que un 41% consulta otras fuentes antes de dar todo el crédito a un artículo que ha leído. El 38% tiene claro que desconfía de los contenidos publicados por los medios o plataformas en los que se ha revelado que han aparecido noticias falsas.

En las declaraciones recogidas del citado psicólogo se mostraban algunos de los problemas a los que tienen que hacer frente los usuarios a la hora de consumir contenido. De estos, el 55% asegura que lo que mayor preocupación les genera son las noticias falsas, frente a un 15% que pone en la diana las aplicaciones falsas.

Un 9% de los encuestados añade además su inseguridad ante la veracidad de los comentarios y críticas que aparecen en los productos de Amazon.

Unos datos preocupantes si tenemos en cuenta que el 44% de los consumidores apuesta por la calidad de una marca a la hora de comprar. Un 14% hace lo propio apostando por la veracidad, mientras que un 13% se fija en la autenticidad.

Una fotografía (puede consultar más datos en la infografía que le ofrecemos a continuación) que deja bastante claro que el consumidor ha cambiado. Ahora su marca se enfrenta a un individuo que no perdona la mentira, la falta de transparencia y que pensemos que podemos llegar a engañarle.

Así han cambiado las "fake news" y los malos contenidos los hábitos de consumo

 

 

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir