Tendencias

El coronavirus clava también sus garras en el mercado del lujo

Así deslustra el coronavirus el opulento mercado del lujo

Según un reciente estudio Bain & Company y Fondazione Altagamma, el mercado del lujo se desplomará hasta un 35% este año como consecuencia de las restricciones solapadas al coronavirus.

lujo

Autores de la imagen: and__garcia y mluengo.creativ

El mercado del lujo parece a bote pronto resistente como el teflón. Ha crecido de manera extraordinariamente firme durante años (incluso en épocas de vacas flacas). Pero la sombra del coronavirus es muy alargada y se está posando también en las marcas de lujo.

Según un reciente estudio de la consultora internacional Bain & Company y la asociación Fondazione Altagamma, el mercado del lujo se desplomará hasta un 35% este año como consecuencia de las restricciones solapadas al COVID-19.

En función de la duración de la restricciones en los diferentes países golpeados por la pandemia, el informe estima que la venta de artículos de lujo podría contraerse entre un 20% y un 35% en 2020.

Durante el primer trimestre del año la ventas a nivel global en el mercado del lujo mermaron un 25% (aun cuando muchas marcas de lujo no cerraron sus tiendas hasta mediados de marzo).

Después de crecer un 4% en 2019 el mercado del lujo parece abocado a menguar de manera considerable en los próximos meses. "La rápida difusión del coronavirus ha frenado el crecimiento en los mercados más importantes para las marcas de lujo: China, Europa y Estados Unidos", constata Marie-Therese Marek, mánager y experta en bienes de consumo de Bain & Company.

"El tráfico aéreo se ha cerrado y con él se ha frenado también una importante fuente de ingresos para el mercado del lujo: las compras efectuadas por los viajeros en los aeropuertos. También se han detenido lógicamente las compras de artículos de lujo en los principales destinos turísticos del viejo continente", apunta Marek.

El mercado del lujo no alcanzará los niveles de 2019 hasta el año 2022 como muy pronto

El estudio de Bain & Company no apunta, por otra parte, a un rápida recuperación del segmento del lujo. Al fin y al cabo, la incertidumbre entre los consumidores es muy grande y muchos se preparan, de hecho, para una segunda ola de contagios.

Los expertos profetizan que las ventas no recuperarán el nivel obtenido en 2019 (281.000 millones de euros) hasta el año 2022 (siendo ésta un previsión extraordinariamente optimista, por lo que la recuperación podría demorarse aún más).

El hundimiento en las ventas está siendo hasta cierto punto amortiguado por el e-commerce, que ya creció con extraordinaria pujanza en 2019 y continúa pegando el estirón con buena parte de las tiendas cerradas aún a cal y canto.

Bain & Company estima que las venta online de artículos de lujo continuará desplegando este año las alas, en gran parte gracias a los hábitos de los consumidores más jóvenes. En 2025 el comercio electrónico podría engullir el 30% de las ventas en el mercado del lujo.

El desarrollo de esta industria en China será, por otra parte, vital para su recuperación. En el gigante asiático la economía está poco a poco despegando y parece que sus consumidores jugarán un rol relevantísimo en la remontada del mercado del lujo. En 2025 la mitad de las ventas de artículos de lujo tendrá su origen en China.

Las marcas de lujo deberán prepararse también para la era poscoronavirus. "Y ello implica tomar decisiones que van desde la creación de productos a las ventas, pasando por las cadenas de suministro y también el marketing y la interacción con los clientes2, advierte Oliver Merkel, socio de Bain & Company.

Previsiblemente el mercado del lujo no recuperará la senda de la normalidad en cuanto al crecimiento hasta el año 2025, cuando las ventas pegarán un brinco del 6% (generando ventas de entre 320.000 y 330.000 millones de euros).

Te recomendamos

Living Marketing

Mousee

Outbrain

Adecco

Podcast

Compartir