Tendencias en Marketing

El terremoto que ha provocado la pandemia en el mundo laboral

Lo que el coronavirus se llevó en el mundo laboral (y no volverá a traer de vuelta)

El COVID-19 ha removido por completo los cimientos del universo laboral. Lo que no ha cambiado es la importancia que la mayor parte de los empleados (72%) concede a su propio trabajo.

coronavirus

Autor de la imagen: Jean Jullien

El coronavirus ha traído consigo toda una plétora de cambios (a menudo de naturaleza sísmica) en el mundo del trabajo. Al calor la pandemia han emergido múltiples modelos laborales de nueva hornada. El teletrabajo ha terminado convirtiéndose en la norma para muchos trabajadores, pero para quienes trabajan desde casa la frontera que separa su vida laboral de su vida personal sigue siendo aún extraordinariamente difusa. Y por eso los empleados tienen a bien formular no pocas demandas a sus empleadores.

De acuerdo con un reciente estudio llevado a cabo por Xing en Alemania, el COVID-19 ha removido por completo los cimientos del universo laboral. Lo que no ha cambiado es la importancia que la mayor parte de los empleados (72%) concede a su propio trabajo.

Así y todo, aproximadamente una cuarta parte de los trabajadores coincide en señalar que actualmente concede más relevancia que antes al hecho de que su empleo le procure propósito y diversión.

A ojos del 31% de los empleados hoy por hoy es más importante que nunca contar con un trabajo seguro y casi el 21% contempla como un paso necesario un eventual cambio de empleo en un futuro próximo.

Los trabajadores exigen a sus empleadores mayor conciliación y nuevos modelos salariales

La eterna discusión sobre la conciliación ha ganado muchísimo peso en los últimos meses. Alrededor de una cuarta parte de los trabajadores confiesan estar más concentrados en sus familias y en sus amigos que antes de que se iniciara la pandemia. Y por eso el 19% concede más importancia que antes a la conveniente separación entre vida laboral y vida personal. Así y todo, el 20% de los empleados siente que el trabajo y su tiempo de ocio están ahora más solapados que antes y que es difícil trazar una línea divisoria precisa entre uno y otro aspecto.

Por otra parte, el 87% de los trabajadores considera que el número de horas trabajadas debería dejar de ser decisivo a la hora de determinar el monto del salario. Más de una tercera parte demanda nuevos modelos salariales y al 23% le gustaría que el rendimiento individual y la consecución de objetivos fueran un factor decisivo en la remuneración percibida.

En una era en la que el "home office" parece haber venido para quedarse en las empresas más de la mitad de los trabajadores reconoce haber comprado equipamiento técnico como portátiles, auriculares y cámaras o haber mejorado su conexión a internet a fin de adaptarse a esta nueva realidad laboral.

El 6% declara haber invertido más de 1.000 euros en la adaptación de su hogar al teletrabajo, el 25% se ha gastado entre 100 y 500 euros y alrededor de un 15% unos 100 euros. Así y todo, solo el 40% de los trabajadores contó con el apoyo financiero de sus empleadores para acometer estas inversiones.

Te recomendamos

Inspirational

Criteo

Informa

Samsung

Compartir