Tendencias

Así sacan los jefes de sus casillas a los profesionales de las relaciones públicas

prLas relaciones públicas son a menudo contempladas por los "peces gordos" que nadan en el océano corporativo como poco menos que una "nadería". Y como insisten en menospreciar esta disciplina torpedean no pocas veces la labor de los relaciones públicas que tienen a su cargo.

Pero, de todas las "tropelías" que los jefes cometen contra los pobres relaciones públicas, ¿cuáles resultan más desquiciantes para los segundos? La agencia de relaciones públicas Faktenkontor y el portal especializado en comunicación corporativa News Aktuell han pulsado la opinión de aproximadamente 500 profesionales de las relaciones públicas para intentar dar una respuesta satisfactoria esta pregunta.

¿La conclusión? Que la forma en que los jefes se empeñan en mirar casi siempre por el encima del hombro los contenidos generados por el departamento de relaciones públicas (como si fueran insignificantes) es lo que más irrita a los profesionales de esta disciplina (56%).

A los relaciones públicas también les molesta sobremanera que los jefes intenten controlarlo todo (54%) y que liberen la información que obra en su mano casi siempre demasiado tarde (52%).

Otros hábitos que los relaciones públicas encuentran particularmente irritantes en sus jefes son su empeño en saberlo todo mejor que ellos (46%), su manía de echar completamente por tierra sus contenidos (43%) y su negativa a hablar directamente con los directores de relaciones públicas (36%).

El 29% de los relaciones públicas se queja asimismo de que los jefes torpedean sus campañas, de que cambian sus normas de comunicación corporativa sin previo aviso (26%) y de que meten la tijera de manera inesperada a los presupuestos del departamento de relaciones públicas (24%).

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir