Tendencias

Así se convirtieron las humildes zapatillas deportivas en artículos de lujo (y de culto)

zapatillasLas zapatillas deportivas no sólo sirven para hacer deporte. Es más, probablemente sirvan de todo menos para mover el esqueleto y tonificar los músculos. Muchos de quienes hacen interminables colas para hacerse con el último y modernísimo par de zapatillas deportivas que acaba de aterrizar en el mercado no las quieren en realidad para hacer deporte (ni siquiera para enfundárselas de vez en cuando en los pies), las quieren para guardarlas como oro en paño y coleccionarlas.

Es el caso del alemán Sascha Morano, que en 2001 decidió liarse la manta a la cabeza y ponerse a coleccionar (cual poseso) decenas y decenas de zapatillas deportivas. 15 años después Morano es dueño de más de 200 modelos de zapatillas deportivas y algunas de ellas lucen “palmito” en una exposición que puede visitarse actualmente el Museo de Artes y Oficios de Hamburgo (Alemania).

La muestra de marras, bautizada con el nombre de “Sneakers. Diseño para pies rápidos”, alberga en sus entrañas 140 pares de zapatillas deportivas y 140 carteles publicitarios y supone una retrospectiva a la historia de un objeto que comenzó siendo modesto y humilde y hoy es un verdadero artículo de lujo (por el que muchos son capaces de pagar el oro y el moro).

Reunir tantísimas (y tan rarísimas) zapatillas en un solo espacio no hay ni mucho menos tarea fácil. “Los modelos limitados más antiguos de algunas zapatillas han sido muy difíciles de encontrar”, confiesa Jürgen Döring, comisario de la exposición.

Las zapatillas deportivas, hoy tan arrebatadoramente “cool”, no alcanzaron el estatus de accesorios de moda hasta principios de los años 80. Antes de aquella fecha las zapatillas deportivas se usaban (y se rompían) haciendo deporte. Y por ende, no se coleccionaban.

En la década de los 80 las zapatillas, que antes aspiraban sobre todo y ante todo a ser funcionales, comenzaron a ser portadoras de actitudes y, colgándose del brazo de la publicidad, comenzaron a venderse como churros (y coleccionarse) desgajándose de su primigenia naturaleza deportiva y convertiéndose en (carísimos) objetos de coleccionista.

La muestra “Sneakers. Diseño para pies rápidos”, donde muchas de las zapatillas exhibidas son, por sus precios, sólo accesibles para las élites, dan buena fe de ello.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir