líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Los mensajes de advertencia llegan individualmente a cada cigarrillo

Australia vetará los "vapers" y estampará mensajes de advertencia en cada cigarrillo

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

En el futuro los mensajes de advertencia actualmente impresos en las cajetillas de tabaco estarán presentes también de manera individual en cada cigarrillo en Australia.

La industria tabacalera se dispone a sufrir un severo golpe en tierras australianas. El Gobierno de Australia ha decidido extender los mensajes de advertencia que actualmente se abren paso en las cajetillas de tabaco a todos y cada uno de los cigarrillos allí contenidos. Esta drástica medida forma parte de una dura ofensiva con la que las autoridades del país oceánico quieren cercenar ostensiblemente el número de fumadores dentro de sus fronteras.

En una sesión parlamentaria celebrada este miércoles el ministro australiano de Salud Mark Butler anunció que quería prohibir la venta de cigarrillos de sabores y de cigarrillos «slim». «Desaparecerán así los tan en boga cigarrillos ‘slim’. Y los cigarrillos mentolados o pertrechados de sabores para hacer supuestamente más delicioso el tabaco estarán igualmente condenados a la desaparición», aseveró Butler.

El ministro australiano de Salud se guarda asimismo bajo la manga más medidas restrictivas contra la industria tabacalera. En el futuro los mensajes de advertencia actualmente impresos en las cajetillas de tabaco estarán presentes también de manera individual en cada cigarrillo. De acuerdo con el ministro, eslóganes como «Fumar mata» y las imágenes que advierten de enfermedades potencialmente provocadas por el tacaco se han quedado demodé.

Australia quiere prohibir también los «vapers»

Butler deja abierta, no obstante, la cuestión de cuál será exactamente el mensaje de advertencia que recalará próximamente individualmente en cada cigarrillo. Australia será en todo caso el primer país en introducir una medida de estas características.

El objetivo de esta ofensiva es reducir el ratio de fumadores, cifrado actualmente en el 12%, hasta menos del 5% en 2030. «Queremos prevenir que las nuevas generaciones desarrollen adición a la nicotina», recalcó Butler. En España, donde no ven prevén medidas tan drásticas (al menos por ahora), la proporción de fumadores es paradójicamente bastante más elevada que en las Antípodas y llega al 22%.

A principios de mayo Butler ya anunció que tenía intención de emprender acciones vehementes contra los cigarrillos electrónicos y que prohibiría la importación de todos aquellos «vapers» no destinados a un uso farmacéutico. En el futuro los cigarrillos electrónicos, que algunos expertos califican de más adictivos incluso que la heroína y la cocaína, solo podrán adquirirse en tierras australianas con receta médica.

Newsletter ¡Suscríbete a nuestra newsletter! WhatsApp Sigue a MarketingDirecto.com en WhatsApp

Temas

Salud

 

Duelo de leones, IA o Community Managers ¿Quién dominará en la era del Real Time?AnteriorSigueinteUrb-it expande su presencia en España para ofrecer servicios de reparto de última milla sostenibles

Contenido patrocinado