Tendencias

El barco de la confianza en empresas, ONG, gobiernos y medios se hunde

titanicEl último barómetro elaborado por Edelman en relación a la confianza de las personas en los principales pilares de la sociedad, arroja unos datos bastante preocupantes. El estudio revela que la confianza en las cuatro grandes instituciones (gobiernos, mundo empresarial, medios de comunicación y ONG) ha caído preocupantemente.

La confianza en los medios de comunicación (43%) se encuentra en su punto más bajo en un total de 17 países. Si hablamos de los gobiernos (41%) se ha visto reducida en un total de 14 mercados siendo la institución que menos confianza genera.

Un hecho que se hace extensible a la credibilidad de los líderes políticos que también está en peligro. La credibilidad de los jefes ejecutivos ha caído 12 puntos a nivel global registrando un mínimo histórico del 37%. Los líderes de gobierno son las figuras que menos confianza inspiran: 29%.

Para los que no conozcan este barómetro está realizado por Edelman Intelligence. Se basa en entrevistas de 25 minutos realizadas entre el 13 de octubre y el 16 de noviembre de 2016. Las encuestas se han realizado a más de 33.000 personas procedentes de 28 mercados con edades comprendidas entre los 25 y los 64 años.

El barómetro de confianza muestra que el 53% de los encuestados cree que el sistema global actual les ha fallado, es injusto y ofrece pocas esperanzas de futuro. Sólo el 15% cree que se está trabajando para mejorarlo.

La brecha entre la confianza en el poder público y la masa poblacional se ha ampliado en 15 puntos, reportándose las mayores disparidades en Estados Unidos (21 puntos), Reino Unido (19 puntos) y Francia (18 puntos).

“Las consecuencias de las crisis global de confianza son profundas y de gran alcance”, manifiesta Richard Edelman, presidente y director ejecutivo de la compañía. “En 2008 se inició una gran recesión y, al igual que la segunda y tercera ola de un tsunami, la globalización y los cambios tecnológicos han debilitado aún más la confianza de la gente en las instituciones globales”, añade señalando a los populismos y nacionalismos como la punta del iceberg.

Los movimientos populistas que actualmente se desarrollan en el mundo están siendo alimentados por una falta de confianza en el sistema, sumado a los temores económicos sociales entre los que se incluyen la corrupción (40%), inmigración (28%), globalización (27%), erosión de los valores sociales (25%) y el frenético ritmo de la innovación (22%).

Un círculo de desconfianza que se magnifica por el eco de los medios de comunicación como refuerzo de las creencias personales. Vemos como el 59% de los encuestados prefiere los motores de búsqueda a los editores humanos (41%), y casi son cuatro veces más propensos a ignorar la información que apoya una idea en la que no creen.

“Las personas ven ahora los medios de comunicación como parte de la élite”, señala Edelman. “La falta de confianza en los medios de comunicación ha dado lugar al fenómeno de las noticias falsas y políticos hablando directamente a las masas. Los medios deberían adoptar un enfoque más local y social”.

Estos son algunas de las conclusiones sobre las que merece prestar atención:

- La confianza en los negocios (52%) se ha reducido en 18 países mientras que la registrada en las ONG (53%), ha descendido hasta 10 puntos en 21 países.

- El 50% de los países encuestados ha perdido la fe en el sistema encabezando el ranking Francia e Italia con un 72%, seguidos por México (67%), Sudáfrica (67%) y España (67%).

- La confianza en los medios tradicionales ha caído cinco puntos hasta situarse en el 57%. Se trata del descenso más marcado desde 2012. Les siguen las redes sociales (41% con una caída de tres puntos).

- Los medios de comunicación online (51%) atraviesan el mayor bache en su confianza con una caída de cinco puntos.

“Estamos controlando una gran cantidad de datos y lo que decimos a las empresas es que tienen que actuar de forma diferente”, explican en el informe ya que el tejido empresarial es de las pocas instituciones donde aún se alberga esperanza.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir