líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Así es el plan de acción de la Comisión Europea para proteger el medio ambiente

Bruselas quiere obligar por ley a las marcas a reparar los dispositivos electrónicos averiados

La Comisión Europea presentará la semana que viene un plan de acción que obligará por ley a los fabricantes de dispositivos electrónicos a reparar este tipo de productos.

dispositivos electrónicos

Autor de la imagen: Antoine Doré

Aquellos que sus dueños de un smartphone (casi todos en los tiempos que corren) conocen de sobra el problema. Después de unos pocos años el dispositivo que tan bien funcionaba recién estrenado comienza a dar problemas. Sin embargo, cambiar la batería al móvil es un servicio extraordinariamente oneroso (que a ojos de muchos no merece la pena). Y aun cambiando la batería a un teléfono antiguo, el usuario se arriesga a quedarse compuesto y sin actualizaciones.

Anualmente varios millones de smartphones (con materiales altamente contaminantes en sus entrañas) terminan en la basura en el territorio de la UE.

De acuerdo con las estimaciones de la Comisión Europea, casi dos terceras partes de los residuos generados por los dispositivos electrónicos no se reciclan.

Si apartamos la mirada de los dispositivos electrónicos para posarla en los envases, los plásticos, los alimentos y la ropa, el panorama no pinta mucho mejor. Precisamente por ello la Comisión Europea se ha propuesto tomar cartas en el asunto. Y la semana que viene presentará un nuevo plan de acción con el foco puesto en la economía circular que promete traducirse en importantes consecuencias tanto para las marcas como los consumidores.

De acuerdo con el borrador del plan, al que ha podido tener acceso Spiegel, la Comisión Europea desea aplicar reglas de sostenibilidad a todos los productos que se comercialicen en el territorio de la UE. Tales productos deberán ser sostenibles, de fácil reparación, eficientes, responsables con el medio ambiente en su fabricación y ser susceptibles de ser reciclados.

Además, la destrucción de mercancías no vendidas y de naturaleza no perecedera estará completamente prohibida.

El «derecho a la reparación» será obligatorio para los fabricantes de dispositivos electrónicos

En virtud de las nuevas reglas que se disponen a implementar desde Bruselas el consumidor tendrá en el futuro «derecho a la reparación» de los dispositivos electrónicos que adquiera. La Comisión Europea quiere además introducir un sistema universal de carga para los smartphones e implementar un sistema de retirada de estos dispositivos que será aplicable en toda la Unión Europa.

El ejecutivo comunitario desea aumentar además la cuota de reciclaje de las baterías utilizadas en los automóviles eléctricos.

Consciente de la enorme cantidad de residuos generados por los envases, Bruselas impondrá asimismo la restricción de materiales específicos con el foco puesto en el packaging. El objetivo es erradicar, por ejemplo, el plástico utilizado en el envasado de frutas y verduras.

El uso de microplásticos será objeto también de limitaciones, que echarán raíces en las recomendaciones de la agencia de productos químicos de la UE.

La industria textil está asimismo en la mirilla de la Comisión Europea. En todo el mundo menos de una centésima parte de los productos textiles son reutilizados. Por eso desde Bruselas quieren impulsar una estrategia que propicie la reutilización de materiales y ponga coto al uso de determinadas sustancias químicas.

Finalmente, y teniendo en cuenta que una tercera parte de los residuos producidos en la UE provienen de la industria de la construcción, Bruselas restringirá la utilización de materiales contaminantes en este ramo de actividad y propiciará además el reciclaje.

 

Fisher-Price nos invita a volver a ser niños con su nueva campañaAnteriorSigueinteLa 'Tasa Rosa' sigue presente, especialmente en perfumes y desodorantes

Noticias recomendadas