Tendencias

Cada vez compartimos más, pero no todo

Cada vez compartimos más, pero no todo“Compartir” es un término cada vez más presente en nuestras vidas. Cada día compartimos fotos, vídeos o consejos a través de las redes sociales, pero compartir también se está extendiendo a otros aspectos de la vida cotidiana. Tendencias como compartir coche o incluso oficinas muestran que nuestra sociedad se está transformando de lo individualista a lo colectivo.

Las razones por las que compartimos son variadas, desde razones económicas, hasta movilidad o flexibilidad. Además, compartir es un acto profundamente humano y para los expertos es algo que aprendemos antes que comprar. Pero a la hora de la verdad, en ciertos casos el egoísmo se hace palpable, y sobre todo con ciertos objetos o contenidos no nos gusta tanto la idea de compartir.

Experiencias (consejos para viajes, recomendaciones), ideas (como recetas o manualidades), libros, comida y música en formato CD son algunos de los objetos e informaciones con los que más generosos somos.

Prestar más de mil Euros, compartir una cuenta bancaria, desvelar contraseñas, el cepillo de dientes o la ropa interior es lo que menos nos gusta compartir.

Este estudio realizado por el LINK Institut en Alemania demuestra que a pesar de la tendencia hacia compartir y a pesar de que el dicho lo dice (compartir es vivir), hay ciertas cosas que preferimos quedarnos para nosotros mismos y usarlas de forma privada.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir