líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Esta campaña invita a las mujeres a no depilarse para alzarse contra la violencia machista

machistaRecaudar fondos para poner freno a la violencia machista es ahora tan sencillo como dejar de depilarse durante el mes de febrero. La iniciativa Get Hairy February gira en torno a esta idea. Y rechaza tanto los estereotipos de género como las imposiciones a la mujer en materia de depilación.

Según se hizo eco Mashable, el propósito de la campaña es dual. Por un lado, fomenta las donaciones a través de Full Stop Foundation, destinadas a la fundación australiana de ayuda a las víctimas de violencia doméstica y abuso sexual. Al mismo tiempo, invita a las mujeres a replantearse el hecho de depilarse como una obligación intrínseca a su condición de ser mujer.

Tal y como detalló Alex Andrews, directora de Get Hairy February, la piel suave y libre de cabello es un extendido estándar de belleza en Australia. El motivo de tal concepción se remonta a un anuncio de 1915 que tildó de “embarazoso” el tener vello corporal en el caso de las mujeres, defiende la mente detrás de esta iniciativa.

En cierta medida, la acción recuerda a una campaña iniciada en Twitter el pasado agosto, titulada #MiVelloMisNormas. La iniciativa Get Hairy February, sin embargo, saca el máximo partido del movimiento en las redes para fomentar la donación y solventar los problemas acaecidos por la violencia doméstica.

A día de hoy, la campaña ya ha recaudado cerca de 5.000 dólares para eliminar la violencia machista. Poco después de iniciarse, 175 mujeres australianas ya se han inscrito en ella y han comenzado a alzarse contra el abuso sexista de una forma inusual, pero que no deja indiferente.

 

Facebook podría estar desarrollando una app para ver vídeos en el televisorAnteriorSigueinteBudweiser apuesta por un anuncio pro inmigración en la Super Bowl

Contenido patrocinado