Tendencias

El coche volador, la locura del pasado será una realidad en solo 10 años

cocheAunque en su momento nos parecía una locura aquel coche volador de "Regreso al futuro", ahora parece que una nueva era en el sector del transporte acaba de comenzar.

Y es que, según los expertos, en menos de una década nos habremos olvidado de los atascos y los accidentes gracias a los coches voladores.

Aunque ya teníamos conocimiento de varios proyectos de creación de un coche autónomo, la ambición de los investigadores va mucho más allá y es que pretenden conseguir que los nuevos vehículos nos transporten por el aire sin necesidad de mover un solo dedo.

Por el momento solo hay propuestas de varias empresas alemanas y escandinavas y un prototipo del que es considerado ya el primer coche volador, el Volocopter.

Este vehículo de aspecto similar al de un dron, es capaz de realizar un vuelo autónomo de 20 minutos y será lanzado al mercado el próximo año por 300.000 euros, aunque según pasen los años y su uso se extienda aseguran que rondará los 10.000 euros

Otros proyectos se orientan más a convertir los coches literalmente en aviones que necesitan de un piloto y una pista de despegue para alzar el vuelo.

coche volador

Sin embargo, todavía queda mucho camino en la mejora de las técnicas y las baterías de estos vehículos que pretenden ser eléctricos pues, de momento no cuentan con suficiente autonomía.

Los responsables de los proyectos, aseguran que se trata de la forma más sencilla y segura de conducción gracias a la conexión entre los coches que se comunicarán en todo momento para evitar colisiones.

Además, apuntan a que es una solución excelente en aquellas ciudades que carecen de infraestructuras o las que padecen grandes problemas de tráfico como Shangai o México D.F.

Aunque el coche volador está cada vez más cerca de convertirse en una realidad, los investigadores asumen que existen retos y dificultades que superar.

Una de ellas es la adaptación y aceptación del público masivo a este nuevo vehículo, sobre todo, tras los últimos accidentes de los coches autónomos y los drones.

Pero, lo que más preocupa a los creadores no es la tecnología que hará posible el transporte aéreo privado, sino la regulación que, como es habitual, va siempre por detrás de la innovación.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir