Tendencias

En Alemania el comercio se despereza gradualmente

El comercio sale poco a poco del periodo de hibernación en Alemania

Alemania ha flexibilizado la restricciones y ayer lunes permitió levantar las persiana a los establecimientos comerciales de menos de 800 metros cuadrados.

alemaniaEn España seguimos adelante con la cuarentena impuesta por el coronavirus y cualquier atisbo de normalidad se nos antoja todavía lejano, pero en otros países de nuestro entorno ha comenzado ya (de manera muy gradual, eso sí) la desescalada del confinamiento.

Es el caso de Alemania, que confiada por la desaceleración de la pandemia en su territorio, ha flexibilizado las restricciones y ayer lunes permitió levantar las persiana a los establecimientos comerciales de menos de 800 metros cuadrados.

Aun así, los bares y los restaurantes continuarán cerrados a cal y canto y los ciudadanos deberán seguir manteniendo la distancia obligatoria de un metro y medio durante al menos dos semanas más.

Aunque Alemania es el quinto país del mundo con un número más elevado de contagios (147.065), el coronavirus tiene allí una tasa de mortalidad de apenas el 3,1% (4.862 fallecidos ).

Es evidente que la pandemia ha tenido en tierras alemanas unos efectos mucho menos virulentos que en España, Italia, Francia y Reno Unido, pero desde el Ejecutivo de Angela Merkel no bajan la guardia. "Tenemos que seguir vigilantes y ser disciplinados", advierte la canciller. "Estamos solo al principio. Sería un error avanzar demasiado deprisa", recalca.

Cautela y optimismo contenido entre el pequeño comercio

En Alemania, y pese a que ayer lunes se decretara el fin de la hibernación de pequeño comercio, las restricciones no han sido jamás tan duras como en España. Los ciudadanos han podido seguir saliendo en la calle durante la cuarentena, si bien manteniendo la distancia de seguridad y en grupos de un máximo de dos personas, según recoge El País.

Además, los parques no han llegado nunca a cerrar sus puertas (aunque se ha prohibido el uso de los columpios). Y en algunos estados las librerías y algunos restaurantes han permanecido también abiertos (en el caso de estos últimos solo para servir comida a domicilio).

Las peluquerías reanudarán su actividad en tierras germanas en un par de semanas y los niños retomarán de manera gradual sus clases a partir del próximo 4 de mayo.

El pequeño comercio teutón se muestra por el momento cauto y en algunas ciudades como Berlín las tiendas no formalizarán su apertura hasta mediados de esta semana para poder aplicar las medidas adecuadas de higiene en el punto de venta. El futuro es incierto, pero aun así entreverado de optimismo (todavía contenido) para el comercio en el país teutón.

Te recomendamos

EVO Banco

A3Media

LIONS LIVE

Podcast

Compartir