Tendencias en Marketing

¿Por qué las mujeres no se sienten atraídas por las carreras STEM?

¿Cómo luchar contra los estereotipos de género en ciencia? Ymedia Vizeum y Wink TTD nos dan las claves

Ymedia y Wink TD han organizado una charla con varias profesionales para dar a conocer datos reales de la situación de la mujer en la ciencia y dar respuesta a por qué el género femenino no se siente atraído de las carreras STEM.

STEM

Según la UNESCO, existe tan solo un 35% de mujeres matriculadas en carreras STEM. En España ese número corresponde a un 15%. Pero, ¿por qué las niñas no quieren estudiar ingeniería?

Ymedia Vizeum y Wink TTD han intentado darnos la respuesta, en el marco del Día Internacional de la Mujer que se celebra el próximo 8 de marzo, a través de tres profesionales, modelos a seguir para todos las niñas y los jóvenes en general que quieren dedicarse al mundo de la ciencia y tecnología. MarketingDirecto.com ha estado presente en la charla impartida en Madrid por Elena González Rey, Doctora en Biología por la Universidad de Granada y Científica Titular del Instituto de Parasitología y Biomedicina López-Neyra del CSIC.

Elena González ha subrayado un interesante dato: Según la UE, habrá más de 900.000 puestos de informática y telecomunicaciones en los próximos años. En un futuro no muy lejano, habrá mujeres que no puedan acceder a estos puestos de trabajo porque no quieren formarse. De hecho, según la UNESCO,

Lo importante es saber si esta decisión es propia o es influida. La bióloga mostrado a los asistentes a la conferencia un estudio en el que se ha descubierto que los perfiles de chicos se guían del poder, el éxito o la posición social, mientras que las chicas buscan servir a la comunidad y conectar con otros individuos.

Durante mucho tiempo se ha afirmado que estos intereses vienen de la genética, pero después de varios estudios, se ha descubierto que no son factores biológicos. El mundo en el que vivimos está marcado con normas sociales y culturales, normas que marcan el aprendizaje y la socialización que hará que el individuo genere su identidad, sus creencias y su capacidad de decisión, más conocidos como estereotipos.

La ciencia viene influenciada por estereotipos de género muy relevantes que han influido demasiado, según apuntan los datos aportados por la Doctora. Los resultados de sus estudios han demostrado que las mujeres de ciencias se ven como introvertidas e incapaces de llevar bien el trabajo. Esto añadido a la creencia de que las mujeres guapas son las de letras, hace que el género femenino no se sienta atraído por este sector.

En una encuesta, preguntaron a varios niños como era un investigador. La respuesta generalizada era un hombre muy listo, de raza blanca, algo loco y de clase alta. La ciencia se percibe como una actividad masculina porque en muchas ocasiones se han menospreciado a las mujeres dedicadas a este sector, aunque las capacidades fuesen las mismas que las de un hombre.

Pero, ¿cómo luchar contra estos estereotipos? La solución se encuentra en los niños. La educación es indispensable para que las niñas vean una posibilidad en el mundo STEM y no solo en la salud. Los datos que muestra la Doctora demuestran que, con cuatro años, después de una charla de ciencia en el colegio, ambos sexos quieren dedicarse a ello. En cambio, en la misma charla en una clase de 6 años, las chicas han perdido la esperanza de convertirse en futuras científicas.

Para enfrentarnos a este problema, debemos reconocer que no existen las habilidades de hombres o mujeres. El trabajo y el esfuerzo es independiente del género y hay que premiar la meritocracia para llegar a construir una sociedad justa e igualitaria. Para ello están este tipo de charlas, que alzan la voz a esta situación actual y hacen un llamamiento a toda la sociedad, tanto a los profesores como las familias, para que se premie de igual forma las habilidades científicas para hombres y mujeres.

Elena González Rey finalizaba su charla haciendo un recordatorio a todos los presentes bajo la pregunta de "¿Cambiamos el cuento?": "Ni todas quieren ser Cenicienta, ni todas quieren ser Brave. Da igual lo que sean mientras sea con tolerancia e igualdad. Hay que acabar con los estereotipos y visibilizar el trabajo de las mujeres STEM para fomentar la vocación del género femenino en dicho sector. Además, hay que mantener la diversidad y mostrar nuevas posibilidades a través de la conciencia, sin favorecer a la mujer cuando los méritos no son iguales, sino educar en igualdad y favorecer a ambos sexos por el mismo trabajo".

Te recomendamos

FOA 2020

DMEXCO

Hootsuite

Outbrain

Xandr

Compartir