Tendencias

CÓMO PUEDEN MOSTRAR LOS ANUNCIANTES SU "ALMA"

Tradicionalmente, los factores que tenía en cuenta el consumidor para realizar una compra eran el precio, la calidad, la marca, etc. En la actualidad, las prácticas y los valores sociales y medioambientales de las empresas comienzan a influir en las decisiones de compra de los consumidores. Una encuesta realizada por la cervecera New Belgium demostró que el 39% de sus consumidores prefiere y apoya a compañías que sean social y medioambientalmente responsables.

Los anunciantes, de forma creciente, están intentando que sus equipos de marketing encuentren la estrategia perfecta para mostrar al consumidor la mejor cara de la compañía. Si bien tomar esta decisión es sencillo, la puesta en marcha de una solución comunicativa debe idearse de forma meticulosa. Greg Owsley, director de marca de New Belgium, explica en Advertising Age su “Estrategia de Branding Sostenible”, basada en cinco principios básicos que los anunciantes deben aplicar para que los consumidores puedan ver el “alma” de la compañía.

Lo primero es andar antes de hablar. Con esto, Owsley se refiere a que la transformación debe ser real; los esfuerzos de marketing no deben ser mayores a los esfuerzos de cambio real. Por lo tanto, antes de decir que se es social y medioambientalmente responsable, hay que serlo. El siguiente paso es reconocer los defectos. Si la marca se está publicitando como natural, orgánica y amiga de la tierra tiene que estar consciente de que en cualquier momento el consumidor deseará tirar de la cortina y descubrir los entresijos de la empresa. El anunciante debe estar preparado para afrontar las preguntas y reconocer los errores.

Sin olvidar la sonrisa
Proporcionar una sonrisa al consumidor es el tercer principio a seguir. Cuando se trata de publicidad basada en este tipo de valores, el consumidor está esperando ver la realidad, pero también que le den esperanzas. Las marcas deben ser sinceras, pero ofrecer a la vez una visión positiva que distraiga al consumidor de las desgracias del mundo que ve día a día. El cuarto principio de Owsley es ir despacio para ir rápido. De lo que hay que asegurarse es de que el consumidor reciba el mensaje y no tanto de en cuánto tiempo lo reciba. Finalmente, el director de la marca sugiere lanzarse a las “olas” en lugar de sólo “chapotear”. Cuando el consumidor observa que lo que le está transmitiendo el anunciante son valores con buenos propósitos, está más dispuesto y abierto a recibir mensajes de esa compañía.

Más que nunca, los consumidores están deseando que las marcas compartan con ellos lo que hacen y están muy interesados en lo que les dicen. Según Greg Owsley, el “alma real” es el nuevo paradigma que deben seguir las empresas que quieran distinguirse y ser más competitivas. Mostrar los valores de la empresa es la forma más sencilla de crear un vínculo con los consumidores.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir