Tendencias

Cómo sobrevivir a un verano de trabajo sin que influya en su productividad

veranoVerano es sinónimo de vacaciones, pero también de trabajo. Para aquel que no coja vacaciones en los meses de julio o agosto, acudir a la oficina o su lugar de trabajo habitual se puede convertir en algo similar a un ‘vía crucis’.

Para que el calor y la fatiga no hagan mella en tu productividad y puedas gestionar tu jornada laboral, sigue estos consejos que Mediapost Group nos proporcionan

Haz un calendario vacacional

Planificar es la mejor forma de prevenir desastres venideros, más cuando son derivados de deficiencias en la comunicación. En este caso, resulta vital determinar un calendario de vacaciones para coordinarte con tus compañeros/as a fin de cumplir los plazos de cada proyecto.

Planifica tus tareas

Ataca primero las más importantes y dejando en cola las menos relevantes. Hacer una lista de prioridades al comienzo de cada jornada laboral ayudará a mantener tu mente organizada y lejos del agobio de la desorganización.

Intenta separar el ocio del trabajo

Sí, lo sabemos, tu mente piensa ya más en estar de vacaciones que en pasar el tiempo sentado en tu oficina. Sin embargo, ésta quizás sea la recomendación más importante: aprende a separar los pensamientos de ocio y los de trabajo. Establece objetivos a lograr al final del día, escapando de las tentaciones del mundo exterior.

Rompe con las pequeñas restricciones habituales

El verano es sinónimo de informalidad y de ligereza. Por eso, en la medida de lo posible, rompe con los grilletes de la rutina y adecúa tu forma de ir a trabajar a la época del año. Este pequeño cambio, el simple hecho de dejar la corbata a un lado, hará que tus jornadas de trabajo pasen de una forma más liviana.

Nota de prensa

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir